La madrugada no vino sola…

Publicado: 2 febrero, 2014 en Uncategorized

Y la madrugada no vino sola…
Y la madrugada no vino sola, te trajo a ti, vino contigo… El tren entró en la estación, disminuyendo la velocidad y chirriando a cada paso…
Y la madrugada no vino sola, vino con el silbido del tren y el sonido de mi respiración, entrecortada…
Y la madrugada no vino sola porque yo estaba allí… En la dársena, nerviosa, con las manos en los bolsillos resguardándome del frío, calmando los nervios, calmando el temblor de mis manos, de mis frías y nerviosas manos.
La madrugada no vino sola… Viniste tu… El tren llego, la madrugada dio paso al alba y entre el bullicio de pasajeros y maletas, un caminar seguro y erguido me dio la pista…
La madrugada no vino sola… La madrugada se fue con nosotras…
Bienvenida a casa.

20140202-215401.jpg

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s