Odio mi timidez.

Sí, creo que era mejor empezar por el principio, por la conclusión, por el mensaje que quería transmitir con esta nueva entrada del blog.

Nunca me he sentido cómoda compartiendo mi vida con ella, para que nos vamos a engañar. No hace más que ponerme obstáculos y complicarme aún más el día a día. Pero por mucho que yo la animo a que se vaya… Nada, no hay manera. No me deshago de ella ni queriendo.

La timidez me obliga a veces a comportarme de cierta manera, a decir ciertas cosas o a decirlas con cierto tono, con ciertos gestos, con ciertas poses… Y no soy yo, bueno sí, soy yo, pero estrangulada por esa piedra con la que llevo tropezando varios años.

Siempre he sido algo más reservada que mis hermanos, quizás. Pero siempre he sido muy habladora, siempre he sido muy social, o eso creía yo. Aunque claro, siempre dentro de mi timidez. Pero desde hace unos años, me siento cada vez más tímida, más miedosa a los contactos con gente que, a priori no conozco, miedo a no saber qué decir o no decirlo en el momento que debería… Miedo.

No os podría enumerar la de cosas que he dejado de hacer por “esta piedra” que llevo pegada en el zapato. Muchas, muchísimas. Cada día para mí es un reto en muchos sentidos. Siempre hago alguna cosa, que cuando llego a casa, se la cuento a mi chica, porque aunque ella igual no le dé mayor importancia, para mi significa un mundo. Le he plantado miedo a algo que me daba miedo, que me paralizaba los pies y hacía que la lengua se me trabara y lo he hecho. Sin importar nada más. Sin miedo, o bueno, con él, pero a mí lado y no detrás de mí, acosándome.

También es cierto, que a pesar de todo esto que os digo, cuando conozco a alguien, cuando hablo con gente con la que nunca antes lo había hecho, intento comportarme como realmente soy yo, intentar ser lo más natural posible, y mucha gente que me ha conocido piensa que no soy tímida, quizá solo algo reservada.  Lo que ellos no saben, es que en ese momento, toda mi energía está concentrada en ellos, en esas personas nuevas.

Quizá el problema es más grande  cuando tengo que ir yo sola a algún sitio que me invitan, cómo a tomar un café con gente que a penas conozco, aunque quizá les admire desde el silencio, o igual una entrevista, o la presentación de un libro. Ahí el tema cambia y mucho. No es lo mismo quedar con unos amigos y que esos amigos traigan a más gente. Ahí estoy arropada, es una situación que  yo no he podido controlar y que además, nada depende de mí. En la otra sí, yo tengo el control. Puedo controlar ir o no ir, puedo controlarlo…. Y puedo quedarme con las ganas…

Creo saber de dónde vienen todos estos miedos y todas estas tonterías, claro que sí. Aunque a veces parezca que no, me conozco bastante. Me he aburrido de tanto escucharme. Pero lucho cada día para superarlo.

Lo único que tengo claro, que  es una putada, pero que es mi putada particular. Es mi lucha diaria y, por ahora, no hay nadie derrotado, solo hay alguien que se ha parado a coger aire para continuar hacia delante, siempre hacia delante…

Anuncios
comentarios
  1. Inma dice:

    No me he podido sentir más identificada con esta entrada, nos parecemos muchísimo en este aspecto, cuántas cosas he dejado de hacer o decir por ese miedo que me atormenta y que cada día creo que estoy superando pero siempre llega una situación que me hace ver que aún me sigue persiguiendo como desde el primer día. Me he reflejado en cada una de tus palabras y en cada frase. Como por ejemplo cuando hay personas que te dicen “pues yo no veo que seas tímida” y no saben el esfuerzo que hay detrás de eso para intentar que no se note y además actuar de la forma más natural posible, y es curioso que sonríes porque crees que lo vas superando. Aún asi, pienso que las personas tímidas como nosotras tenemos más fortaleza que las que no lo son, porque no es fácil aguantar durante toda tu vida y en cada momento ese monstruo persiguiéndote, invadiéndote todo el territorio e impidiéndote romper las barreras que te impiden ser tú misma, pero como tú dices, no llega a derrotarnos, somos capaces de continuar hacia adelante aunque tengamos que cargar con él pisoteándonos los piés. Siempre hacia adelante…
    Un abrazo Noe, de nuevo te doy las gracias por hacer que me vea reflejada en tus letras.

  2. Luna Fenix dice:

    Cordial saludo chiquilla!!!

    No todos tenemos la facilidad de expresarnos con “supuesta naturalidad” en los diferentes contextos que nos trae la vida, son emociones y las emociones son así de impredecibles, a veces nos juegan malas pasadas, pero la gracia está en mirar de frente y seguir adelante.

    Mujer… tu timidez no está mal, yo creería que muchos convivimos con ella, solo que en algunas personas se camufla mejor que en otras jejejeje. Adelante no tengas miedo, eres una mujer muy valiente y con muchas cualidades, además estoy segura que la puedes manejar y controlar muy bien, ¿Qué es esta pequeñez, ante la infinidad de cosas maravillosas que te depara la vida?

    Recibe muchos abrazos y besos…..

  3. Skuld dice:

    A mí recientemente me dijeron que yo no podía ser tímida porque me había desplazado X kilómetros para conocer a dos personas sin saber lo que me iba a encontrar, cosa que ella, que no se considera tímida no haría. Así que todos somos susceptibles de sentir miedo ante lo desconocido en mayor o menor medida. Yo creo que la timidez se da sobre todo en personas sensibles y, que en el fondo de hacer o dejar de hacer, pesan mucho los prejuicios, sobre todo sociales, tener que actuar, hacer, comportarse como los demás esperan que lo hagamos. Hay momentos, ambientes, personas, en las/con las que no se tiene esa sensación y la timidez desaparece.
    Mis mejores deseos para el 2015 y felicidades por esa publicación.
    Un saludo.

  4. entendemos dice:

    ¡¡Hola y feliz año!!

    Te entiendo, yo a veces cojo carrerilla y me lanzo, y parezco de todo menos timida. Pero por dentro, estoy super nerviosa… Aunque intento no parecerlo.
    Soy consciente de que no puefo encerrarme en mi misma…
    A mi tambien me pasa, hay ciertas personas o sitiaciones que me hacen sentir más cómoda…
    Millones de gracias pir pasarte, un besazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s