Archivos de la categoría ‘juzgar’

Buenas noches a todas:
Me iba ya a a dormir, pero me he puesto a repasar las últimas cosas del viaje y mirad, me he decantado por escribir un poco.

No os podéis imaginar las ganas que tengo de este viaje. No sólo por el hecho de viajar, conocer y ver cosas tan bonitas como las que Italia ofrece… ¡Sino porque nos las merecemos!

Han sido unos meses de mucho trabajo y mucho estrés. De mucho madrugar y mucho escribir… Pero el resultado ha sido tan satisfactorio, que sólo pensar en el, me hace sonreír.

Estos últimos meses he acabado la novela que tantas veces escribía en mi cabeza. Por fin, he dado rienda suelta a mi imaginación y puedo decir que ya está acabada. Aunque claro, hay que repasar y mimar aún un poquito más.

No contenta con escribir la novela que tanto deseaba, también escribí un relato que ha sido genial. Me levanté un día con ganas de escribir y bueno, ahí está ese relato de más de 50 páginas… Ojo, también está aún en la incubadora esperando a los últimos retoques.

Los preparativos de la boda, así como los viajes a mi tierra para organizar las cosas y por supuesto ver a la familia y a nuestras dos sobrinas, también nos ha robado mucho tiempo y quebraderos de cabeza, aunque nos han dejado tantos buenos recuerdos y nos ha permitido imaginar tantísimas cosas…

Así que sí, mañana empiezan las vacaciones en las que sólo quiero disfrutar de mi chica mientras conocemos Italia. Solas ella y yo, sin madrugones para ir al trabajo, sin exámenes ni apuntes, ni atascos en hora punta… Solas ella y yo paseando por la Lombardia. ¿Qué más puedo pedir.

Nos vemos!

Hace unos días, mientras compartía un rato agradable con algunos compañeros y conocidos del trabajo, salió una imagen de Cristina Pedroche en la televisión. ¿Os podéis imaginar los comentarios que hubo? Os voy a dejar una línea de diferencia para que podáis pensar en los comentarios…

Pues bien, el comentario más repetido fue “está gorda” “Madre mía, es verdad, está como un tonel”… Y cosas parecidas, siempre referentes a su cuerpo y a su peso.

No sé si debo de ir a graduarme la vista de nuevo o es que me he perdido algún episodio de algo… ¿Cristina Pedroche está gorda? … ¿Hola?

La verdad que no quise ni preguntar, ni meterme en la conversación. Había algo que fallaba en la conversación, en esa absurda y realista conversación.

Pasaron los días, pero el escenario no cambio. Volvía a estar con un compañero de trabajo y vimos que alguien había traído la cuore y se la había olvidado allí… La ojeamos juntos mientras comentábamos las noticias publicadas…

Hasta que llegamos a una página donde había una foto de  HIBA ABOUK, tan popular por su papel en El Príncipe. Pues bien, no sé qué opinión tendréis de esta chica. No sé si os parecerá más guapa o menos, más alta o menos alta… Pero seguro que no os parece “fuertota”. La revista la describe con una mujer con mucho “muslamen”…

Leí “la noticia” y miré de reojo a mi compañero, que me devolvió la mirada… “Nos están volviendo tontos” me dijo él… Yo no doy crédito a lo que leo. No sé si soy yo que miro con buenos ojos a todo el mundo, pero para mí esa niña está perfecta. Más guapa o menos, más alta o menos, pero perfectamente proporcionada de todo. No entiendo nada…

Seguimos leyendo la doble página, que era como “los defectos” de todas las famosas… Al pasar la página estaba Blanca Suarez. Me encanta Blanca Suarez… ¿Qué podrían decir de ella? ¿Qué defecto le podrán sacar? Pues al parecer Blanca Suarez tiene “Tripita”… Sí, como lo leéis. No puede quitársela… ¡Yo flipo!

Si Cristina Pedroche está gorda, si Hiba Abouk está fuertota y tiene un buen “muslamen” y Blanca Suarez tiene “tripita”… De verdad que me he perdido algo y además, no quiero entenderlo, porque no tiene ninguna explicación posible,

Nos están volviendo tontos, nos estamos volviendo tontos. ¿Qué pasa, que eso vende más? ¿Qué les estamos enseñando a las generaciones que vienen? Ah… Sí… Que estar delgada, extremadamente delegada vale más que tener un trabajo, que ser buena en ello, que ser inteligente, que ser bondadosa… Porque total, si tienes todo esto último que yo he dicho y sin embargo, tienes tripita… ¿Sales en una revista en la que lo venden a bombo y platillo?

Por favor, que no nos vuelvan tontas. Es cierto que no podemos controlar el que nos juzguen, cierto, pero siempre podemos aprender a ignorarlo y aprender a que no nos afecten. Que nadie nos enseñe a ser quienes somos. Somos así, mujeres, de todas las clases, de todas las edades, de todas las complexiones y sin embargo, felices. Eso nadie lo puede cambiar.

Cuando aprendes a ser feliz siendo quien eres, queriéndote a ti, por encima de las opiniones de los demás, es tan fácil la vida…

Mi vida, no cambies nada de ti, porque a mí me encantas.