Posts etiquetados ‘cumplir’

Hoy es 19 de marzo… Día del padre, día de los Josés y de las Josefas, pero sobre todo, hoy es el cumpleaños de alguien muy especial para mí.

“Un día como hoy pero de hace mucho tiempo, venías al mundo. Un día como hoy, de esos que hemos celebrado tantas y tantas veces… Siento no poder estar hoy ahí para poder brindar con un poco de vino por un año más, pero algo se me ocurrirá, ya verás.

¿Sabes? Eres sin duda alguna de las personas más importantes que tengo en mi vida, sin duda. Me has enseñado tantísimas cosas, tantos valores, tantos dichos, tantas canciones y refranes… Me has enseñado a sonreír siempre, siempre… Pase lo que pase, porque no todo es malo y de algo malo siempre se puede sacar algo bueno, ¿Verdad? Cuando estás triste, cuando estás ausente y de mal humor, no ves todo lo que la vida te ofrece, lo que el mundo te da y todo lo que tu gente hace por ti. Estar triste y de mal humor te hace estar ciego, no serlo.

Tú me has enseñado que en la vida, todo cuenta. Todo. Lo que haces hoy y lo que haces mañana, todo cuenta. Por ello hay que estar, hay que luchar y hay que sobrevivir. La vida no es fácil, por eso estamos todos aquí juntos, para luchar en equipo.

Tú me has enseñado que hay que disfrutar de la vida y de los momentos que te ofrece. Que la vida pasa y la vida se termina. Pero los recuerdos y los momentos, perduran. Como perduran las imágenes, las fotos, las risas, los llantos… Haz que tu día perdure, como perdura cada día que yo he vivido contigo.

Tú me has enseñado a valorar todo lo que tengo, todo a lo que tengo alcance. Puedes tener todo lo que te propongas, pero si no lo cuidas y si no lo valoras, perderá todo su significado y no valdrá nada. Las cosas existen porque nosotros les damos ese don. Ten solo lo que necesitas, todo lo que necesitas y cuídalo. Cuídalo porque es tuyo y tú lo elegiste.

Tú me enseñaste que hay que ser ordenada, tú me decías “una cosa para cada sitio y un sitio para cosa…” ¿Lo recuerdas? Así siempre tenemos todo a mano, siempre está donde lo hemos guardado.

Tú me enseñaste que sí existe el amor y que sí puede ser para toda la vida, solo tiene que ser la persona adecuada. Cuando encuentras a esa persona lo sientes y lo sabes, lo demás viene solo, sin darte cuenta.

Tú me enseñaste a bailar, porque bailar es la mejor manera de espantar los fantasmas y sonreír. Es tan divertido… Comienzas a dar esos pasos y te olvidas del mundo, te olvidas de los problemas, te olvidas de todo… Y si estás feliz, bailas y sonríes y en cada paso que das, lo trasmites. ¡Baila! Porque la vida al fin y al cabo es eso, un conjunto de pasos que intentan estar coordinados…

Tú me enseñaste que siempre hay que recordar, que siempre hay que echar la vista atrás para entender por qué estamos donde estamos y acordarnos de todas las personas con las que nos hemos topado. Porque todos terminan siendo importantes, aunque a priori no lo sepamos.

Tú me has enseñado tantas cosas, abuela… Que siento enormemente no poder estar ahí contigo y brindar con un poco de vino para celebrar esos 98 años que cumples. Hoy será un gran día, pero para nosotras, cualquiera nos vale, ¿Verdad? Porque nosotras cantamos, bailamos, jugamos al parchís o vemos fotografías antiguas y estamos felices.”

 

Hoy es el cumpleaños de mi bisabuela, mi abuela, casi como una madre para mí… Hoy cumple años una gran persona que me ha dado todo y que se ha volcado tanto en mí, como en mis hermanos para que no nos faltase nunca de nada, pero sobre todo, que nunca nos faltasen valores.

Ha tenido una gran vida y tiene una gran familia que la quiere por encima de todas las cosas. Tienes tres bisnietos y hasta una tataranieta… ¿Qué más podemos pedir, abuela?

Yo solo pido que soples hoy las velas sonriendo, que brindes con un poco de vino ( Échale gaseosa por si acaso… ) y que puedas cumplir muchos años más a nuestro lado, porque para mí eres tan especial que no me imagino no tenerte…

¡Feliz cumpleaños, abuela!

 

 

Anuncios

Ayer fue un día importante en mi vida, muy importante. Ayer celebré que me han propuesto hacer realidad uno de mis sueños, me han pedido que participe con uno de mis relatos en la elaboración de un ebook….

Es cierto que lo sabía desde hacía algunos días, pero aún no había sido capaz de digerirlo, aun no me lo había creído. Es más, el proyecto en cuestión es el “premio” al concurso de “sigue una escena…” Que organizaba #BukusCE , por lo que el libro va a seguir ese mismo guion, es decir, nos van a dar una introducción general a las tres autoras y tenemos que continuar la historia… Cada una lo hará a su manera, con personajes hechos a su medida y todas las historias serán diferentes.

Ayer por primera vez, leí el guion de la introducción que nos mandaron… Lo tenía desde hacía días y sin embargo, lo leí ayer. Me daba miedo comenzar a leer, comenzar a imaginar y pensar en una historia y que después saliera todo mal… Ayer lo leí, hice mis anotaciones, me imaginé escenas… Ayer fue el primer día.

Decidí salir con mi chica a comer por ahí, ¡esto no se puede celebrar en casa! Lo pasamos genial. Fuimos a un restaurante que me habían recomendado y la verdad que comimos de maravilla. Después fuimos a ver a mis suegros y contárselo. Se alegraron mucho también.

Camino de casa me puse un poco triste… Se que igual suena egoísta o suena tonto, pero era una noticia tan importante en mi vida y para mí, que echaba de menos también a mi gente, mejor dicho a mi “otra gente”, a la que tengo tan lejos… Porque sí, es cierto, la gente que tengo aquí es muy importante para mí, faltaría más. Mi chica… Que para mí es todo, ya lo sabéis, y su apoyo es fundamental para mí… Gracias a ella decidí abrir el blog y gracias a ella escribo y me da por presentarme a algún concurso… Pero también están mis hermanos, por ejemplo. Y ayer era un día para estar con esa gente que sí cree en ti y que ha creído siempre, que siempre te ha apoyado, incluso cuando estabas en el suelo… Por ese motivo, ayer les eché de menos más de la cuenta…

Pero después, llegué a casa y me di cuenta que a pesar de todo esto que os cuento, que soy muy afortunada… De verdad. Y a ti, cariño, que eres más buena que nada, gracias, de verdad, porque me cuidas como nadie… Eres todo para mí, no lo olvides.

La ausencia de la gente a la que queires a veces duele, claro que sí. Esa ausencia es difícil de llenar y sin embargo tu consigues, que a pesar de todo, crea que tengo dos casas, dos familias… Gracias de todo corazón, preciosa.

Gracias a todos los que de una manera u otra siempre me habéis apoyado, siempre me habéis animado y habéis estado junto a mí cuando lo he necesitado, gracias de verdad, porque gracias a todos vosotros ese ebook se hará realidad y con él,  uno de mis sueños, pero de esos sueños que sabes que son totalmente imposibles. Así que gracias por creer en mí.

 

 

http://bukusonline.blogspot.com.es/2013_11_01_archive.html