Posts etiquetados ‘fuerte’

Abrázame fuerte, muy fuerte, tan fuerte que detengas el mundo o ralentices mi corazón, que late con tanta ferocidad, que lo noto ya fuera de mi cuerpo, lejos de mí.
Abrázame fuerte, muy fuerte, tan fuerte que consigas convencerme de que formo parte de algo, formo parte de nosotras. Convénceme de que soy de nosotras una parte, una parte fundamental, una parte de dos, una parte de la que no se puede prescindir. Déjame sentir eso, déjame sentir eso.
Abrázame fuerte, muy fuerte, tan fuerte que tu piel me proporcione la paz que necesito. Solo tu piel en contacto con mi piel puede transmitir tantísimas cosas. Solo tu y yo, juntas, podemos sentir tantas cosas. Deja que tu piel conduzca esa paz y deja que brote por sus millones de poros. Deja que llegue a mí, déjala venir, déjala entrar y que se quede en mí, en nosotras.
Abrázame fuerte, muy fuerte, tan fuerte que el silencio se apiade del mundo, aunque sea un segundo. Que el silencio me impida escuchar el traqueteo de mi corazón, que cada vez, late más fuerte, más rápido y en estéreo. Solo tú y tu piel, podéis silenciar el mundo. Solo tú puedes conseguir que no oiga más que tu voz. Solo tu aíslas los sonidos, solo tu piel sobre la mía y tus ojos, perdidos en los míos.
Abrázame fuerte, muy fuerte, tan fuerte que me obligues a cerrar los ojos al notar tu calidez. Tan fuerte que acomode mi cara sobre tu hombro. Tan fuerte que confunda mi corazón con el tuyo, sin saber si es el mío el que late en mi pecho o el tuyo. Tan fuerte, que no tenga miedo.
Abrázame fuerte, muy fuerte, tan fuerte que consiga volver a tener fe en el mundo y en las personas que lo llenan. Tan fuerte que crea de nuevo en la palabra amistad y en lo que significa. Tan fuerte, que me sienta parte de algo, aunque sea algo muy pequeño. Tan fuerte, que el lunes tenga igual valor que el sábado. Tan fuerte que crea más en mí, porque entre tus brazos, soy alguien importante y cuando estoy fuera de ellos, sigo siéndolo, porque me piensas, me quieres y me añoras cuando no me ves.
Abrázame cariño, sin mediar nada más. Porque solo así, entre tus brazos, me veo con la fuerza suficiente de luchar día a día por nosotras, por lo que hemos construido y por los cimientos que estamos colocando. Porque solo así, entre tus brazos, creo que el mundo es un sitio maravilloso, en el que poder ser feliz. Porque solo entre tus brazos añoro el momento de que traigas un ser a este mundo. Porque solo entre tus brazos, se la suerte que tengo de tenerte en mi vida y la suerte que tiene este mundo, de tener a una persona como tú luchando por él. Porque solo entre tus brazos alguien puede ser feliz, porque pocas cosas hay tan importantes y tan gratificantes como sentirse parte de algo y más aún, parte fundamental de algo. Porque solo entre tus brazos me siento así, parte de algo increíble, como es nuestra vida y lo que en ella estamos construyendo, que no es poco. Porque solo así, me siento que mi vida tiene una dirección, aunque doscientos mil caminos diferentes, aunque solo así, entre tus brazos, sé que no pasa nada por equivocarnos de camino, la dirección la tenemos grabada en la base de datos. Porque solo así cariño, puedo vivir.
No dejéis de abrazar, de cerrar los ojos y abrir los brazos. No dejéis de sonreír sobre el hombro de alguien a quien amáis, mientras descienden tus pulsaciones y aumentan los decibelios de vuestras risas. No dejéis de llorar mirando a los ojos a alguien, porque pocas cosas hay más importantes que esa, no esconder el sufrimiento ni el miedo. No dejéis de dar las gracias, todos merecemos saber que lo qué hacemos, lo hemos hecho bien. No dejéis de decir todo aquello que os reconcome por dentro, sea lo que sea, porque las cosas bien dichas, no deberían sentar mal y si sientan mal, igual no lo has dicho cómo debías o igual es que tenías demasiada razón. No dejéis que el tiempo enfríe un sentimiento por tener miedo de hablar, de llamar o de dar la cara. Ningún sentimiento se merece morir en un cajón por tu miedo o por tu orgullo. Tu orgullo no te hará más feliz, no lo olvides.
No dejéis de vivir… Nunca.

Anuncios

Lo confieso… Estoy deseando ver a mi hermana. Me duele no estar con ella en esta etapa tan bonita y significativa de su vida. A veces pienso que las etapas más importantes de su vida, las ha pasado sin mí…

Lo confieso… Me gustaría estar allí con ella, pero no solo hoy, sino poder haber estado desde el primer día, desde el primer día que se hizo la prueba de embarazo y dio positivo…

Lo confieso… Sé que está feliz, sé que está enamorada, sé que está encantada con la nueva situación que está viviendo, con lo que se le viene encima y con el cambio que va a dar su vida. Esta distinta, está mayor, está feliz.

Lo confieso… Me gustaría haber ido con ella de médicos, de ecografías, a hacer la prueba del azúcar, llevármela a merendar si algún día le apetecía algo concreto… Me hubiera gustado estar allí cuando le dijeron que lo que venía en camino era una niña… Mi niña. Me hubiera gustado que mis manos sintieran las primeras patadas de mi sobrina…

Lo confieso… Me hubiera gustado ver cómo va creciendo la barriga, ver cómo cada día le sienta mejor el embarazo y cada día está más guapa, más ilusionada, más feliz… Me hubiera gustado decirle esto mismo si en algún momento le hubieran faltado las fuerzas…

Lo confieso… Me emociono cada vez que me envías una foto. Mi hermana… La pequeña… Con mi sobrina… Son fotos para enmarcarlas… Se te ve tan feliz, tan sonriente… Transmites todo esto a través de la foto… No dejes de hacerte fotos, porque estás preciosa.

Lo confieso… Tengo predilección por la foto que me mandas con la abuela… ( En verdad es la abuela de mi madre, mi bisabuela) En la que sale besándote la barriga… Me transmite tantísimas cosas esa foto, que cuando la veo, me emociono y se me empañan los ojos. Ahora solo de imaginármelo, ya los tengo empañados. Ojalá la abuela sea lo suficientemente fuerte como para aguantar los meses que quedan y poder coger a su tataranieta en brazos, sería precioso, como tú, como ella, como mi ahijada…

Lo confieso… Me hubiera gustado no estar tan lejos, hermana. Me hubiera gustado vivir toda esta etapa a tu lado, tomar nuestros cafés, que me cuentes cómo te vas encontrando, que vas sintiendo… Ir de tiendas y comprar ropita para la nena… Me hubiera gustado no perderme este momento, me hubiera gustado que los más de 800km en verdad no fueran tantos… Me hubieran gustado tantas cosas… Tantas…

Lo confieso… A veces tengo la sensación de que no he estado a tu lado en los momentos más complicados de tu vida. A veces tengo la sensación que cuando más me has necesitado, más lejos he estado yo. A veces tengo la sensación de que has crecido demasiado deprisa, que la vida te ha hecho dar el estirón antes de tiempo y madurar a contrarreloj. A veces tengo la sensación de que eres tan fuerte, tan valiente, tan decidida… Que no se a quién habrás salido, pero no cambies, no cambies nunca.

Lo confieso… No estoy lejos porque quiera, pero no puedo hacer otra cosa… Ojalá el nuevo año, además de una sobrina, me traiga buenas noticias… Ojalá pueda ver a mi sobrina crecer y no precisamente a golpe de fotos… Ojalá.

Lo confieso… Estoy muy orgullosa de ti, hermana, muchísimo. Por lo que eres, por lo que has conseguido y por como lo has hecho. Eres fuerte y valiente, eres decidida, eres alegra y divertida. Que nadie te cambie. Que no te cambie la vida, porque serás una madre increíble si consigues transmitir todo lo que tú eres, a mi sobrina. Te quiero, hermana.