Posts etiquetados ‘historias’

¿Conocéis Cartas a Lucía de Mari Ropero? Pues es la recomendación que traigo para hoy. Las que sí lo conozcáis y lo hayáis leído, entenderéis entonces la sugerencia, ¿verdad? Sin embargo, para las que esta novela les resulte desconocida, haceros con un ejemplar, porque os encantará.

Cartas a Lucía es una increíble historia que está escrita desde el corazón e intenta llegar al tuyo a través de sus personajes, sus diálogos y sus vivencias. Me encanta como la autora, Mari Ropero, trata temas tan difíciles, o no tan fáciles, como son los sentimientos, las relaciones y los silencios que ocultan las verdades.
No es fácil meterse en la piel de un personaje, mucho menos de más de media docena, y hacer que sus vivencias más personales traspasen el papel de la propia novela y te lleguen. Pero sí que es cierto, que la intensidad de algunos sentimientos bien descritos pueden conseguir erizarte el vello, simplemente al pasar de página.

Lucía consiguió mantenerme pegada al libro y no soltarlo hasta darlo por finalizado. He de reconocer varias cosas muy positivas de esta novela, pero quizá la primera que me llamó la atención fue precisamente la historia. No había leído nada similar o semejante a esta, por eso, desde el primer capítulo quise saber más.
Los misterios que te va presentando a medida que la historia avanza, no dejan zanjados los interrogantes anteriores, al menos no del todo, sino que a medida que lees y que crees que ya sabes por donde irá la trama, te das cuenta de que te has equivocado, otra vez.
Mari Ropero ha conseguido dejarme en fuera de juego más de una vez, por presuponer lo que creía que iba a pasar. Sabe mantener el suspense y la intriga con sus personajes y con todo aquello que les concierne, de manera soberbia.
Cuando me hago con una novela nueva, siempre imagino de qué irá a través de su portada, de alguna información que me haya podido llegar, por alguna reseña… Y una vez que lo empiezo, vuelvo a pensar… ¡Ah! Es una historia romántica, o policíaca o de fantasía… Os aseguro que en esta novela, no podrás hacer esto hasta que la historia esté bien avanzada, y eso me apasiona hasta el punto de necesitar saber más y más, y el resultado es no soltar la novela hasta que esta llega a su fin.

Así que sí, si queréis un libro nuevo, ameno, escrito con tanta sencillez que te cala desde la primera página, y que sus enredos no se resuelvan en el capitulo dos, este es tu libro. Te aseguro que te encantará.

Cartas a Lucía de Mari Ropero.
Os dejo el enlace de la novela de Amazon: http://www.amazon.es/Cartas-Luc%C3%ADa-Mari-Ropero-ebook/dp/B018SRI7WO

 

Ahora es cuando comienzan los nervios y porque no decirlo, también algo de miedo. Cada vez va faltando menos para la publicación de mi primer libro, mi primera historia en solitario… ¡Y estoy muy nerviosa!

No ha sido fácil, nada fácil. Ha costado mucho llegar hasta aquí, hasta este punto. Pero ahora no vuelta atrás y además, yo no quiero que haya vuelta atrás. Esto es lo que siempre he soñado y lo que siempre he querido, es por eso que estoy tan nerviosa.

En esta semana comenzaré con la maquetación del libro y empezaré a buscar ideas para la portada del mismo. Quiero hacerlo todo yo, quiero que sea mi libro en todos los sentidos, en todos.

Tengo varias ideas para la portada, ahora solo falta llevarlas a cabo. Así que, esta semana me toca sacar la cámara a pasear junto a mi imaginación y explotarlas, hasta que consiga lo que quiero.

Quería hacer unas fotos a una pareja de chicas en algunos puntos en concreto de Barcelona, pero creo que al final no podrá ser así. Así que me toca cambiar el guion y dejarme llevar, y esperar a que el resultado sea lo que busco. Ojalá…

Ya tengo el número EIN, también tengo título… Día a día voy consiguiendo avanzar un poco más. No creo que esté para antes de final de año, pero quizá, comencemos el año con un libro nuevo… Tampoco estaría mal ¿no?

Así que nada, solo quería escribiros para contaros todas estas sensaciones que me impiden pensar en otra cosa que no sea eso, la publicación del libro. ¡¡Os iré informando!!

Anoche acabé “Me alquilo para el 14 de febrero” de Helena Lago… ¡Y me encantó!
Me alquilo para el 14 de febrero” es un conjunto de relatos muy variados y desde diferentes partes del mundo que tienen un tema en común, solo uno. Las mujeres. Las mujeres en general y en particular. Y me ha encantado.
Creo que es difícil escribir relatos cortos, el presentar una historia, desmigarla y crear una conexión con la lectora en tan pocas líneas, por eso creo que el trabajo que ha hecho Helena Lago es fantástico, porque lo consigue. Crea una emoción de seguir leyendo y una conexión entre lalectora y las protagonistas increíble, que hacen que no sueltes el libro en un buen rato.
Son historias cortas, sí. Pero lo breve si es bueno, dos veces bueno ¿no? Me gusta la variedad que hay en cuanto a temática, la variedad que hay en cuanto a sentimientos o en cuanto a la idea principal del relato. Toca muchos palos diferentes, muchas impresiones, ciudades o personalidades diferentes. En muchas de esas historias te puedes reconocer o en sus personajes, es lo que tiene la diversidad ¿no? Que a veces te encuentras reflejada en un libro.
Es lo primero que leo de Helena Lago, salvo en alguna ocasión su blog. Supongo que es lo que pasa cuando tenemos a tantos amigos en común y seguimos a gente parecida, que al final llega a tus oídos y oye, yo más que encantada. Pero a lo que iba, es lo primero que leo de ella y me ha enganchado, de los pies a la cabeza.
Me gusta la forma en la que describe la manera tan sutil de describir las personalidades y las diferentes acciones, me gusta su toque delicado a la hora de tratar ciertos temas, me gusta la poesía que hace para comentar un hecho que, si no fuera por su poesía pasaría desapercibido. Me gusta como escribe Helena Lago, en serio.
Así que, este es el primer libro que he leído suyo, pero os aseguro que no será el último porque en cuanto pueda compraré “Ayer empezó el resto de mi vida”, que tiene muy buena crítica y en las opiniones de amazon lo ponen genial. ¿Qué más puedes pedir?
Además, si quieres adquirir ahora el libro de “Me alquilo para el 14 de febrero” lo tenéis gratis en amazon, lo que no sé es si durará mucho esta promoción. Aprovechad y disfrutar de esos relatos que os engancharán. ¿Qué más podéis pedir? ¡Encima gratis! Os dejo el link directo: http://www.amazon.es/Me-alquilo-para-14-febrero-ebook/dp/B00VQORP0M

Por si alguna no lo sabe y le gustaría disfrutar de otros blogs, os recomiendo el de ella. Puro sentimiento cada una de las palabras, pura energía y pura carga de adrenalina. Ya lo veréis.
https://helenalago.wordpress.com

“¿Crees en la magia?” Me preguntó mientras guardaba un pañuelo de colores en su chistera negra, negra como el carbón, negra como el otoño sin un buen edredón.

¿La magia, querido mago? Yo solo creo en el engaño, en el saber engañar, en mover las manos cuando sé que me vas a mirar y colocar la carta sin preámbulos, con toda celeridad. Porque eso es la magia, querido mago, el engañar con el engaño, el maquillar cada carta, cada palo y como es magia, todo queda explicado.

Porque de la chistera sacas desde un conejo hasta un triángulo cuadrado, sé que es difícil, pero eres un gran mago, ahora bien  nunca sacarás un truco sin haberlo ensayado. Así que por tu don, por tu velocidad, por tu labia a la hora de embelesar, por tu afán de a tu manera, hacerte escuchar… Porque distraes al público, que te sigue sin ocultar, la fascinación por tus manos, por tus trajes, por tu truco destapar… Pero eres un gran mago, que no se deja robar. Proteges tus trucos con recelo, con amor, con una fuerza descomunal. Eso es la magia, el no dejarse atrapar. Eso es la magia, el ser más rápido que el mirar. Eso es la magia, el tener en la manga siempre un as. Eso es la magia… Tener un as siempre escondido..

Me gustas tú y todo lo que envuelve tu personalidad, tu vida, tus recuerdos… Me gusta el café, caliente, con poco azúcar… Me gusta el mar, con grandes olas, con su olor a sal… Me gusta escribir, sobre papel, sentir como mi puño crea todas esas palabras, como plasma todo lo que se me mueve dentro, todo lo que recuerdo o que me invento… Me gusta la luna, con su luz, con su majestuosidad, cómo es la reina de todas las noches, cómo con solo mirarla me transmite mil sensaciones… Me gusta la montaña, cómo cuando llego allí arriba me siento libre, siento lo que es la libertad, siento la belleza de todo lo que me rodea como si me lo suministrasen con cuenta gotas… Me gusta la cerveza, la cerveza bien fría, en una terraza, en verano, contemplando tu cara, hablando… Me gusta la gente, conocerla, hablar, que me cuenten lo que quieran, escucharles, sabes cuáles son sus recuerdos, sus sueños, sus anhelos, en fin, conocerles… Me gusta pasear sin rumbo, sin destino, solo sentir que mis piernas se mueven y pasear, contigo del brazo, de la mano… Fijarnos en el resto de la gente, cómo muchos tienen prisa, otros están distraídos, otros hablan por teléfono… La vida continua y continua mientras nosotras caminamos por la ciudad… Me gusta la música, sentirla, entender la letra, entender porque el compositor escribió esas letras… Me gusta cocinar sobre todo si hay gente en casa, me relaja, me sienta bien… Me gusta leer, por la noche en mi cama, mientras te observo dormir, tranquila, serena y mientras yo me empapo de cualquier historia, eso es tranquilidad, eso es felicidad… Me gusta viajar, no simplemente coger el coche y desaparecer, que también, sino desde el momento que decidimos el destino, hasta que salimos. Preparar el viaje, la ruta, buscar puntos de interés, buscar restaurantes… Para mí el viaje comienza en el momento que elegimos el destino, desde ese momento, estoy disfrutando ya… Me gusta conducir, ya sea el coche o la moto. Desde que tengo la moto, me encanta sentir el viento en mi cara, me encanta conducir a primera hora de la mañana por el centro de Barcelona y disfrutar de sus calles vacías, solo para mí. Me gusta hablar con mis hermanos, pasar tiempo con ellos, reírme, salir a comer, estar en el sofá, poner una película y compartir una pizza, me gusta estar con ellos, sentirles cerca… Me gusta la vida que he ido formando, me gusta estudiar, aunque me cueste por tema de tiempo, me gusta nuestra casa, cómo hemos ido adornándola, haciéndola nuestra, me gusta nuestro gato, lo cariñoso que es, lo bien que se porta y la compañía que hace, me gusta nuestro sofá, tan grande, tan cómodo… Me gusta sentir en mis pies la arena húmeda de la orilla del mar, sentir la brisa mientras las olas llegan a mis pies y me hacen cosquillas, me gusta adentrarme dentro y volver la vista atrás para ver como me miras mientras y me saludas… Me gusta el cine, en casa, en nuestro sofá mientras te abrazo. Me gusta que me sorprendas, porque tus sorpresas son las mejores, no son regalos sin más, son sorpresas que igual no abrigan mi cuerpo o no lo adornan…pero abrigan el corazón, cosas importantes, cosas que no son tangibles pero que llegan más allá. Me gusta dormir, aunque duermo muy poco, pero la sensación de estar en la cama, con el edredón hasta arriba, sabiendo que ese día el despertador no sonará… Me gusta Italia, sus gentes, sus ciudades, su historia, su gastronomía… Me gusta compartir contigo un plato de pasta y una buena pizza en las inmediaciones de la Plaza del Popolo, por ejemplo… Me gustan los grandes espacios, los espacios abiertos, las grandes terrazas, los parques… me gusta poder sentir el aire, me gusta poder observar más allá… Me gusta el deporte y lo bien que me hace sentir, me gusta quemar de esa manera tanto las calorías como el estrés…. Me gusta cuando hacemos un viaje a mi casa y entramos en mi provincia, tocar el claxon dos veces… es la manera de decir “estoy en casa”… Me gusta recibir cartas, bueno ahora ya mails, de gente que me importa, que me cuenten cosas, que me recuerden cosas… Me gusta despertarme tranquila, sin un sonido en el despertador demasiado estridente, sin que nadie me grite o me despierte zarandeándome, porque me levanto nerviosa… Me gusta disfrutar de la noche de San Juan en un sitio como Barcelona, con mar. Oír los petardos, ver las hogueras, pasear por la playa… Me gustan los niños, los adoro. Comparto con ellos toda mi imaginación y jugamos a un sinfín de cosas, nos reímos, me los como a besos, ellos a mí… Me encantan los niños… Me gusta la sinceridad, aunque duela, más duele una mentira; Las cosas bien dichas, pero sinceras, no deberían de sentar mal. Me gusta cuando salgo de hacer un examen y mi padre me llama por teléfono. Me llama muy poco con esto de las nuevas tecnologías, pero si es mi cumpleaños o he tenido un examen, me llama siempre… Me encanta que mi bisabuela, que aún vive, me cante canciones. Yo la llamo por teléfono y siempre cantamos, parecemos tontas, pero si vierais tanto mi sonrisa, como la de ella, veríais que no, que es felicidad, añoranza, cariño… Me gusta ver fotos de épocas pasadas y recordar la historia de esa fotografía. Cuando vuelvo a casa por vacaciones, siempre saco las fotos, me siento con mi hermana y con mi chica, y le contamos las historias… Me gusta pensar que lo bueno siempre está por venir, que mañana siempre será mejor que hoy, que lo que hoy me hace daño, mañana ni lo recordaré. Me gustan las comidas fuertes, con sabor, típicas de mi tierra. Me gusta hacer cualquier tontería con tal de sacar una sonrisa.Me gusta ir de vacaciones a mi casa, ver que todo ha cambiado muchísimo, que todo ha evolucionado, pero que mi bisabuela sigue siendo la mejor jugando al parchís. ¿Cuántas partidas echamos cuando estoy? Siempre estamos jugando… Me gusta jugar al parchís, con ella.

Me gusta que estés al otro lado, leyendo lo que acabo de escribir. Conociendo lo que me gusta, conociéndome un poco más, mis gustos, mis manías, mi vida… Me gusta que haya alguien al otro lado, me gusta sentirme “leída”. Me gusta… que os guste.

Mil gracias, como siempre, por estar ahí.

Un saludo, muac.