Posts etiquetados ‘madrid’

No entiendo cómo el día del Orgullo puede ser un día que cree tantos sentimientos encontrados entre la población. Puedo entender que haya gente que esté más a favor que otra, pero no logro entender cómo hay gente que critica, odia e intenta desprestigiar este día, cuando no es más que un día para reivindicar y seguir luchando, en ningún momento se debe de usar este día como nada más que esto.
Año tras año me veo en la necesidad de tener que explicar, según mi propia opinión o mi forma de ver el mundo, porqué es necesario que se siga celebrando y porqué es necesario aún. Siempre hay alguien que me pregunta o que directamente me afirma que este día solo sirve para que haya ciertas personas que se desnudan y que salgan a la calle a “provocar” al resto. Siempre hay gente que me afirma que este día es puro cachondeo pero en las calles de la ciudad, no escondido en un sótano…
¡Queda tanto por hacer!

 

Procuro respetar a todo el mundo, sus creencias, sus opiniones, su forma de vida, sus decisiones… Pero no las comparto en ocasiones, y por eso no puedo defenderlas. Cuando alguien desde el respeto me explica que ciertas cosas sobre el día del orgullo no le gustan o sobre mí, o sobre alguna decisión que yo he tomado, acepto sus comentarios y los valoro. Cuando el respeto se pierde por el camino, conmigo ya no hay mucho más que hacer.
Puedes estar o no a favor de cualquier cosa, pero al menos respeta, aunque te quedes al margen.

Ayer fui testigo como ciertas personas e incluso plataformas o grupos lanzaban imágenes “cuestionables” para criticar el día del Orgullo, supongo que así es más fácil, ¿cierto?. Pones una imagen poco apropiada o fea y explicas que este día no sirve para luchar o reivindicar, si no que es un día más de fiesta y lujuria, ya.
Ignoro cuantas personas se han lanzado este año a ir a Madrid para celebrar el World Pride, pero supongo que son miles y miles, y ciertas plataformas sacan un par de fotos de un par de personas haciendo cosas “poco apropiadas” para un día en el que deben de primar las reinvindicaciones ¿no?, y ¿qué queda de los otros miles y miles de personas que reivindican y luchan manifestándose por la libertad sexual y por la igualdad a todos los niveles? ¿Esas fotos no interesan, no venden, no dan pie a críticas? No me vale entonces… No me vale…
Yo no estoy aquí para juzgar si esas imágenes son o no apropiadas para cualquier día, sea o no el día del Orgullo, pero lo que sí creo es que el resto de imágenes que forman el Pride son más importantes porque muestran la realidad del día en sí, la realidad del Orgullo.
Son millones de personas las que se juntan para celebrar el Pride en todo el mundo. Conmemoran un día importantísimo para la historia del colectivo LGBTI pero también para el resto del mundo, o al menos para el mundo que quiere una igualdad real. Seguirá siendo, por desgracia, importante festejar este día y conmemorar todas las cosas que hemos conseguido y las que aún nos faltan por conseguir. El día seguirá siendo importante mientras haya tanta gente que crea que este día solo da pie a lo que da… y sigan sacando imágenes totalmente sacadas de contexto sobre lo que es este día.
Supongo que las imágenes sobre la igualdad, las familias homoparentales, los niños, los derechos y demás, eso no vende porque es lo de siempre, pero ver a una persona ligera de ropa, sí…

 

Dia_del_Orgullo_Gay-Sociedad-Madrid-Manuela_Carmena-Sociedad_187496278_26391301_1024x576

 

Se que no es justo intentar defender una idea criticando otra, pero lo que leí ayer sobre estas imágenes me dolió tanto, que no puedo evitar compararlo, lo siento.
Son muchas las situaciones, fiestas, conciertos, denuncias públicas… que nos explican como ciertas personas HETEROSEXUALES han tenido ciertos comportamientos no adecuados a un contexto, o a la dignidad propiamente dicha, y no se han descontextualizado. No se habla de “la lacra heterosexual que infravalora, viola, pega, insulta… a cualquier otra persona. Se habla de una persona en cuestión, sea quien sea. Porque sus actos hablan por sí mismo. Esto para empezar.
Pero también es importante recalcar que si estos comportamiento inadecuados se dan en el curso de un acontecimiento multitudinario, apenas se da a conocer, porque priman más el resto de cosas que han pasado en ese acto, no la individualidad de uno.

El día del Orgullo, como ya he explicado en el blog y se ha explicado en mil sitios, no surge por aburrimiento o por ganas de juntar a un grupo de personas con ganas de fiesta, no. Surge, como la mayoría de días señalados en el calendario por una lucha, por una batalla, por una reivindicación… Por eso es importante.
Ojalá el día 28 de junio pase a la historia y no se tenga que celebrar más, puesto que todas las personas gozaremos de las mismas libertades y derechos independientemente de TODO. Igual llega el día en el que ninguna persona tendrá miedo en decir lo que siente, ni en mostrarlo en público. Igual llega el día en que en cualquier parte del mundo dos personas se pueden casar sin tener que justificar nada más y sin tener peligro de muerto por ello. Ojalá, mis hijos vean que sus madres son unas madres más, iguales al resto.

Por todo esto, creo que el día del Orgullo debería de ser un día que cualquier persona que busca y quiere la igualdad para TODXS debería manifestarse y plantar cara al odio y al miedo. Cualquier persona debería apoyar una lucha por la igualdad y la diversidad, independientemente de a quién ame.

Y sí, el día del Orgullo cada unX lo vive como quiere, a su manera. Eso que no se nos olvide.

 

 

Anuncios

Hoy os escribo y uso mi blog personal para decir o tal vez gritar, que no doy crédito a lo que estoy viendo por los distintos medios de comunicación. Me refiero a ese grupo de personas que han venido a nuestro país para acudir a un partido de fútbol y mientras, llega la hora del mismo, se dedican a ir por ahí riéndose y avergonzándose de las personas que están pidiendo en la calle…
¿En qué mundo vivimos? ¿Cómo puede pasar esto? ¿Cómo hemos llegado a esto?
Me da igual de dónde sean esas personas, si son de aquí o son de más allá… ¡Me da igual! Una persona que se mofa de otra que pide dinero para poder comer o poder alimentar a sus hijos, no merece que se le llame persona, no se merece nada de nada.
Estamos acudiendo en primera fila a muchos cambios sociales, a muchas desigualdades, a muchas… ¡A mucho de todo! Hay cosas con las que no se puede luchar desde el punto individual, desde nuestra posición. Pero esos pequeños cambios individuales suman, y suman mucho, aunque parezca que no.
Por desgracia, cada día existen más temas a los que recurrir para “crear” o simplemente fomentar las desigualdades. Ya no basta con la religión, el color de piel, la orientación sexual o alguna característica física tales como, los kilos, la estatura, el uso de gafas… Ahora, somos aún más crueles, somos aún menos personas y nos reímos de los que piden para comer… ¿Qué será lo siguiente?
Nadie se merece que nos riamos de él, nadie. Independientemente de a quién rece o a quién ame, nadie se merece que nos mofemos de él, nadie. No se puede consentir, no se puede generar más odio y más desigualdad de manera tan sumamente gratuita. Además, por si no fuese ya grave y humillante per se, encima, para hacerlo aún más circense si cabe, se dedicaban a tirar monedas pequeñas, para que su cruel juego durase aún más e intentar que esas personas parecieran más desesperadas. ¡Es de locos!

 

625888_psv-humillan-a-gitanas

 

 

La nacionalidad de uno de esos grupos era holandesa… ¡Holanda! Sí, amigos, Holanda… El país en el que todo está bien visto mientras haya respeto. El país en el que su premisa es esa misma, el respeto. Los holandeses son ante todo, abiertos, tolerantes, galantes de buena educación, gente que aboga por cuidar el medio ambiente, por cuidar nuestras necesidades individuales. ¡Holanda! Seguramente, alguno de aquellos que estaba ahí, tirando monedas de cobre a una pobre mujer que no tiene ni para comer, sea un acérrimo defensor de los derechos y libertades individuales, seguramente esté en contra de las políticas que está adoptando Europa para con los refugiados sirios, seguramente esté en contra de cualquier cosa, derecho o deber que vaya en contra de la libertad personal, expresada esta de cualquier manera. Seguramente, alguno de esos que tiraba monedas es de los que se le llena la boca predicando cómo arreglar el mundo, seguramente.

Muchas veces no sabemos cómo podemos ayudar, qué podemos hacer para echar una mano o dónde acudir para hacerlo. A veces, pensamos que las organizaciones que nos piden dinero para prestar esa ayuda, no son de fiar o nos da por pensar mal sobre su finalidad. A veces, aunque tenemos buenas intenciones o buena predisposición para ayudar o al menos intentarlo, no lo hacemos.
“No hacer nada” está mal, sea por el motivo que sea, pero ojo, siempre es mejor eso que meterse con esa pobre gente. Igual no he ayudado lo que debía, puede ser, pero jamás he faltado a nadie al respeto y menos, de esa manera, eso os lo aseguro.
Esas personas juegan con las monedas y con la desesperación de esa gente, de una manera despiadada, ridícula y hasta obscena. Por suerte, aún queda mucha gente valiente que se atrevió a llamarles la atención… Aún queda gente valiente, que sabe lo importante que era eso que estaba pasando…

No os dejéis humillar, no humilléis.

 

 

http://www.20minutos.es/deportes/noticia/espana-holanda-coordinan-identificar-hinchas-psv-humillaron-indigentes-madrid-2700849/0/

 

http://www.20minutos.es/deportes/noticia/fiscalia-investigara-incidentes-hinchas-psv-madrid-2700414/0/

Hace unas semanas, me topé por pura y mera casualidad, con un proyecto que captó toda mi atención. Es el proyecto de Ángela De la Torre, una fotógrafa leonesa que tiene, no sólo muchas ideas para proyectos increíbles, sino la energía suficientes para llevarlas a cabo.

El proyecto no podía tener otro nombre mejor, al menos para mí. “Yo te cielo”, que es una frase que la gran Frida Kahlo escribió en una de sus cartas. Para poneros en situación, os pongo el fragmento aquí, para que entendáis la inmensa fuerza y sentimiento que recogen esas tres palabras, que puestas así, sin un contexto, parece que les falta la acción, que les falta el verbo. Y sin embargo, una vez leído el fragmento, te das cuenta de que no le falta nada. Es exactamente eso lo que queríamos expresar, eso mismo.
”…¿se pueden inventar verbos? quiero decirte uno: yo te cielo, así mis alas se extienden enormes para amarte sin medida.
Siento que desde nuestro lugar de origen hemos estado juntos, que somos de las misma materia, de las mismas ondas, que llevamos dentro el mismo sentido. Tu ser entero, tu genio y tu humildad prodigiosas son incomparables y enriqueces la vida; dentro de tu mundo extraordinario, lo que yo te ofrezco es solamente una verdad más que tú recibes y que acariciará siempre lo más hondo de ti mismo. Gracias por recibirlo, gracias por que vives, porque ayer me dejaste tocar tu luz más íntima y porque dijiste con tu voz y tus ojos lo que yo esperaba toda mi vida.”
Pues bien, la joven fotógrafa ha decidido denominar así a este gran trabajo, porque pocas maneras hay de describir la inmensidad del amor o de los sentimientos, tan profunda y tan cercana como esa frase.

Pero bien, ¿de qué va este proyecto? Pues es un proyecto fotográfico que intenta retratar el amor en su estado más puro y de la manera más natural. Según sus propias palabras, Ángela busca poder retratar a “personas que se amen y que quieran posar ante mi cámara en los próximos meses para ayudar a dar forma a este proyecto. Busco diferentes tipos de relaciones amorosas: poliamor, parejas heteros, trans, gays, lesbianas…”

Con esta simple acción, la exposición pública de una serie de instantáneas llenas de amor, independientemente de la orientación sexual de sus participantes, pretende visibilidad, naturalizar y dar normalidad al colectivo de lesbianas, gais, bisexuales, transexuales e intersexuales (LGBTI).
Ángela relata en alguna de las entrevistas que ha dado, que esta idea comenzó a bullir en su interior, cuando llegó a sus manos el famoso poema de Frida que hemos mencionado antes. Ahí, se habla del amor de tal manera, que cada palabra te llega y te hace sentir, te hace recordar y sonreír, te hace desear tener ese amor, ese que todo lo puede.“Si el amor verdadero existe, es tal como lo describe esta gran mujer. Un amor libre. Un amor que no entiende de sexos, razas, clases sociales o géneros. Un amor que quiero retratar a través de mi cámara. Un amor puro alejado del bullicio de la sociedad donde la única frontera es la piel”, aseguró Ángela.

Varias son las parejas que han posado para ella en este proyecto, teniendo ya en su poder todas las necesarias para hacer la proyección, que tendrá lugar en la localidad leonesa de Astorga, con motivo del orgullo en el mes de junio. Aunque la artista también quiere llevar su trabajo a Madrid y a otros puntos de España.
Pero todo tiene un pero. Ángela ha creado una campaña de crowfunding para poder llevar este proyecto a cabo. Ella pide un granito de arena por nuestra parte, para mostrar su trabajo. ¿La ayudamos?

Aquí os dejo el enlace por si podéis contribuir de alguna manera para que esta joven fotógrafa logre su objetivo, exponer su trabajo y poder llegar a todo el mundo con esas fotografías de amor.

https://www.indiegogo.com/projects/proyecto-fotografico-lgtb-yo-te-cielo–2#/

Ojalá llegue el día en el que una colección de fotografías, dónde puede verse a distintas parejas besándose, sea lo más normal del mundo, independientemente del tipo de pareja que sea. Pero hoy por hoy, a pesar de todo lo que hemos ido avanzando, no es así, al menos no del todo.
Una de las mejores formas para hacernos fuertes, es la de visibilizarnos. Algo que no se ve, no existe. Por eso creo que es importante esta exposición, este proyecto que la jovencísima leonesa pretende llevar a cabo.

Así que, muchísima suerte en el proyecto. Yo desde aquí te apoyo, y te agradezco el guiño que nos haces, porque al final, somos todos iguales. Unos y otros.
Os dejo unos datos sobre ella, por si queréis poneros en contacto con ella o seguir su trabajo.

Facebook:  https://m.facebook.com/delatorrephotographer/

Algunos de los artículos que se han ido publicando sobre ella y su proyecto, “Yo te cielo”.

http://astorgaredaccion.com/not/10750/-yo-te-cielo-retratos-de-amor/

http://www.diariodeleon.es/noticias/provincia/proyecto-yo-cielo-visibilizara-diversidad-afectiva-sexual_1036031.html

“Yo te cielo”, fotos por la diversidad LGTBI+

http://www.ileon.com/actualidad/058495/el-amor-tal-como-es-y-sin-barrreras-a-traves-del-objetivo-de-una-fotografa-leonesa

http://astorgaredaccion.com/not/10806/-busco-que-quien-no-este-acostumbrado-a-ver-otros-tipos-de-parejas-sepa-que-hay-mas-alla-de-los-muros-de-astorga-/

¿Conocéis Cartas a Lucía de Mari Ropero? Pues es la recomendación que traigo para hoy. Las que sí lo conozcáis y lo hayáis leído, entenderéis entonces la sugerencia, ¿verdad? Sin embargo, para las que esta novela les resulte desconocida, haceros con un ejemplar, porque os encantará.

Cartas a Lucía es una increíble historia que está escrita desde el corazón e intenta llegar al tuyo a través de sus personajes, sus diálogos y sus vivencias. Me encanta como la autora, Mari Ropero, trata temas tan difíciles, o no tan fáciles, como son los sentimientos, las relaciones y los silencios que ocultan las verdades.
No es fácil meterse en la piel de un personaje, mucho menos de más de media docena, y hacer que sus vivencias más personales traspasen el papel de la propia novela y te lleguen. Pero sí que es cierto, que la intensidad de algunos sentimientos bien descritos pueden conseguir erizarte el vello, simplemente al pasar de página.

Lucía consiguió mantenerme pegada al libro y no soltarlo hasta darlo por finalizado. He de reconocer varias cosas muy positivas de esta novela, pero quizá la primera que me llamó la atención fue precisamente la historia. No había leído nada similar o semejante a esta, por eso, desde el primer capítulo quise saber más.
Los misterios que te va presentando a medida que la historia avanza, no dejan zanjados los interrogantes anteriores, al menos no del todo, sino que a medida que lees y que crees que ya sabes por donde irá la trama, te das cuenta de que te has equivocado, otra vez.
Mari Ropero ha conseguido dejarme en fuera de juego más de una vez, por presuponer lo que creía que iba a pasar. Sabe mantener el suspense y la intriga con sus personajes y con todo aquello que les concierne, de manera soberbia.
Cuando me hago con una novela nueva, siempre imagino de qué irá a través de su portada, de alguna información que me haya podido llegar, por alguna reseña… Y una vez que lo empiezo, vuelvo a pensar… ¡Ah! Es una historia romántica, o policíaca o de fantasía… Os aseguro que en esta novela, no podrás hacer esto hasta que la historia esté bien avanzada, y eso me apasiona hasta el punto de necesitar saber más y más, y el resultado es no soltar la novela hasta que esta llega a su fin.

Así que sí, si queréis un libro nuevo, ameno, escrito con tanta sencillez que te cala desde la primera página, y que sus enredos no se resuelvan en el capitulo dos, este es tu libro. Te aseguro que te encantará.

Cartas a Lucía de Mari Ropero.
Os dejo el enlace de la novela de Amazon: http://www.amazon.es/Cartas-Luc%C3%ADa-Mari-Ropero-ebook/dp/B018SRI7WO

Hoy es uno de esos días en los que enciendes la televisión para ver las noticias, cómo haces cada día, y apagas el aparato de ipso facto. No puede ser que todas esas cosas hayan pasado juntas, en una misma franja horaria. Sí, todos los días pasan cosas, todos los días muere gente, todos los días alguien sufre o alguien… Sí, todos los días por desgracia.
Quizá para muchos solo es una noticia más, unas noticias malas dentro de un bloque de noticias. Nada que destacar, nada que comentar junto a tu pareja a la hora de la comida. Nada. Pero no para mí, no es mi caso. Igual es que el tema de las niñas y de los niños me llega más o me preocupa más o me afecta más. No lo sé, creo que me afecta lo que me tiene que afectar, que en este caso es muchísimo.
Hoy ha salido en las noticias que han violado a dos niñas en la India, una de dos años y medio y la otra de cinco. Y bien… ¿Ahora? Después de leer o escuchar un titular como este, a mí se me congela la sangre y se me agolpan las palabras en la garganta. NO sé que decir, ni cómo hacerlo, porque aún estoy pensando cómo puede suceder esto…
A la más pequeña de las dos la violaron como parte de un ritual religioso en varias ocasiones y después la dejaron malherida y sangrando en un parque, dónde la encontró la policía.
En el otro caso la niña fue violada por tres hombres. La habían llevado a casa de su vecino y tres hombres adultos la violaron. Y yo sigo sin entenderlo… De verdad que no.
Está claro que no nos podemos meter en la cabeza de nadie para saber qué piensan y que van a hacer, eso lo sé. Pero tiene que haber alguna manera de proteger a las niñas y mujeres que viven en la India, bueno, en cualquier lugar del mundo. No puede ser tan sumamente fácil hacer lo que te venga en gana sin tener después responsabilidades. Habrá que educar o cambiar ciertos conceptos, no lo sé. Pero esto no se puede tolerar.
La presentadora siguió con sus noticias hablando de guerra, de inmigrantes, de crisis, de ministros y política, hasta que llegó a otro punto de esos que te hacen subir el volumen para escuchar toda la información perfectamente.
“81 detenidos en una operación contra la pornografía infantil”, ese era el titular que me empujó a subir el volumen. ¡¡81 HOMBRES DETENIDOS!! ¡¡81 detenidos en España…!! Al parecer, estas personas compartían o intercambiaban a través de la red videos y fotos de menores. Según el portavoz de la policía nacional, estos archivos eran “de extrema dureza, encuadradas en el sadismo o bestialismo”. ¿En serio?
Creo que todo lo que pueda decir, no servirá de nada. En serio.
La pobre mujer del noticiario, que por cierto me “ha alegrado el día”, continuó con las noticias, llegando al otro punto en cuestión (Dentro de tantísimas noticias diarias que nos llegan). “Un niño de 11 años se suicida en Madrid por sufrir acoso escolar”. Esto pasó el miércoles, cuando su madre fue a despertarlo y no lo encontró en su habitación, sin embargo encontró una nota y la ventana abierta. ¿En serio? Otro niño más víctima del acoso escolar, ya está bien.
Estoy harta de leer y de escuchar este tipo de noticias… Sé que poco puedo hacer yo desde mi casa de Barcelona, mas aquí estoy si sirve de algo.

Pues llegó el momento de hablaros de mi bollo drama particular. Todas las bolleras tenemos siempre alguno.

Me costaba entablar amistad con chicas que fueran como yo. Si me costaba hacer amistades, imaginaros el resto de las cosas. Así que me abrí un perfil en chueca y comencé a chatear. Puede parecer típico, pero lo único que buscaba era hablar con más chicas, conocer, poder explicarnos cosas que solo nosotras conocemos. Así, de esta manera, conocí a mi amiga Isa, a la que tardaría por lo menos dos años en conocer en persona y con la cual he mantenido la relación, hasta el punto que esta noche vieja pasada, ella y su novia han venido a mi casa.

Pero también apareció esta chica. La llamaremos M. Comenzamos a hablar y el tiempo se nos iba de las manos. Nos reíamos mucho, y eso lo valoro en cualquier relación. Al cabo de un tiempo decidimos quedar y vernos. Os puedo asegurar que soy muy tímida y más con alguien que no he visto nunca pero con ella sentí  un vínculo, una conexión especial, no sabía si era que me gustaba o qué, pero algo había. Así que quedamos en un sitio céntrico. Cuando la ví venir la reconocí inmediatamente. He de decir que no me gusta juzgar a las personas y mucho menos sin conocer. Pero la primera impresión, siendo sincera, no me llamó la atención.

Nos saludamos mientras nos poníamos como dos tomates y le dije de ir a tomar un café, las que me conocéis sabeis que adoro el café, pero al final optamos por ir a un parque, hacía buena temperatura y allí nos sentamos. Estuvimos hablando hasta que se hizo de noche. Se nos pasó el tiempo volando. A pesar de nuestra timidez, habíamos estado horas sentadas en un parque hablando de todos los temas, riéndo… Eso me gustó. Al día siguiente volvimos a vernos, y al siguiente también. Y llegó el fin de semana y me propuso salir de fiesta, por el ambiente, con ella. A pesar de que me daba un poco de cosa, no se si era miedo a lo desconocido o qué pero al final accedí.

Cuando entré y vi el local, he de decir que me recordó a los típicos locales de películas de ambiente de hace mil años. Era muy pequeño, viejo, la instalación de la música y luces muy antigua…  Pero había muy buen ambiente, todos se conocían, se saludaban con un abrazo y las cervezas valían un euro… ¿Necesitaba más motivos?

Me presentó a cada una de las personas del local, se que suena cómo que hubiera 100 personas, pero no creo que hubiera más de 10. Este día, conocí a uno de los chicos que se convertiría con el tiempo en uno de mis mejores amigos, D.

A pesar de estar un poco cohibida, me lo pasé bien, y me encontré con una de las chicas que estudió conmigo en el colegio, una de las chicas que yo consideraba mala influencia, fue una de las que golpeó a mi amiga en los aseos de la discoteca. Allí estaba. No sabría deciros quien se sorprendió más cuando cruzamos la mirada. Era una de las mejores amigas de esta chica.

La noche transcurrió bien, disfrutamos, pudimos conocernos en otros ambientes más distendidos, nos bebimos unas cervezas y conocí a varios de sus amigos. Así comenzó nuestra relación, hecha poco a poco, de día a día.

Pero todo lo bueno se acaba y el tiempo de estar a diario juntas llegaba a su fin. Tenía que volver a Madrid y me iba triste. Era la primera vez que tenía una pareja y estaba lejos, no sabría explicaros exactamente como me sentía, pero era como si me quedara desnuda cada vez que nos despedíamos. El año anterior no quería ni ir a mi casa y ahora no paraba de ir… Cosas de la vida.

Pero algo cambió, supongo que sería así desde el principio pero no me di cuenta, me nublaba la ilusión, pero se convirtió en la chica más celosa, posesiva y controladora que he conocido jamás. Si estaba con el teléfono comunicando, bronca ; Si tardaba en responder a un SMS, bronca; si me tenía que quedar en Madrid por cosas de fuerza mayor, bronca; Total, que ese año discutimos lo que no he discutido yo en mi vida. A pesar de que yo soy muy tranquila, tengo mucha paciencia, no levanto la voz…

Llegó el final del curso. Había vuelto a ser un año intenso, muchas emociones, muchas amistades nuevas, muchas experiencias, sentimientos nuevos, sentimientos encontrados… Pero el balance, como siempre, positivo. Me iba cargada de mil cosas nuevas. Hasta me compré un coche,que era una de mis ilusiones.

Me fui a vivir a una ciudad costera de Alicante, una ciudad bonita, pero sobre todo costera, es un dato importante, teniendo en cuenta que soy del interior y del norte. Tenía 21 años, la vida entera por delante y ganas de comerme el mundo. La relación con esta chica iba como desde el principio, a trompicones, pero aunque parezca raro, yo la quería y luchaba día a día. Pero si ya Madrid estaba lejos, no os digo Alicante.

Me alquilé un piso de 110 m2 en el centro, con vistas exquisitas. Le propuse que se viniera a vivir conmigo, que el problema quizá fuera la distancia. Me dijo que no podía irse. Aprovecho para deciros que ni estudiaba ni trabajaba, es decir, que si hubiera querido venir, lo podía haber hecho.

Una vez en Alicante, os podría contar miles de discusiones, aunque todas eran iguales. Un día, por ejemplo, fui a a hacer la compra al Carrefour, lógicamente le avisé. Al salir del supermercado ví un sitio para lavar el coche, uno de esos “elefante azul”, así que paré y me puse a limpiar el coche. El coche era nuevo y he de decir que lo cuidaba todo lo que podía. Así que le puse jabón, lo aclaré, le eché cera, lo aspiré…En fin, todo. Cuando ya me iba a ir a casa, miré el movil que lo había dejado en el bolso y tenía, no se, 7 u 8 llamadas, los mismos SMS … qué donde estaba, que si me creía que ella era tonta, qu le había dicho que iba a comprar y que ya había pasado una hora y media…

Lógicamente, no me dejaba salir a tomar una cerveza con los compañeros, ni un café, ni una cena, ya no os digo nada para salir de fiesta. Y cuando iba a mi casa a verla, porque claro, ella no venía a verme, tenía que subir yo, no me dejaba que hablaba con nadie. Y esto es literal.

Llegados a este punto he de decir que la culpa fue mia por seguir así, sin pararle los pies, sin cambiar la situación. Pero sentía algo tan profundo por ella que pensaba que las cosas cambiarían, que mejorarían. Además, yo no tenía nada que ocultar, mi vida se limitaba a ella y al trabajo.

El chico que me presentó y que se convirtió en uno de mis mejores amigos, D, es gay, es más, es muy gay, todo el mundo lo sabe. Pues en seguida conectamos. Pues no nos dejaba hablar al no ser que estuviera ella presente. Ya no os digo si me hablaba una chica, aunque fuera amiga suya, o la camarera… Así todos los días.

Así que después de muchas discusiones llegué a la conclusión de que no aguantaba más. Que lo había intentado a diario, que había intentado tener paciencia, explicarle, pero no había manera. Tenía 21 años y llevaba la vida de mi abuela. No podía más. Estaba en Alicante, con mi piso, mi vida, mis compañeros… No quería pasarme esta época encerrada en mi piso hasta que fuese a verla.Me dejaba todos los meses muchísimo dinero en viajes, en sus cervezas, en salir a cenar, en llevarle un detalle… Incluso algún mes, pocos, en pagarle el alquiler a sus padres, por cierto, bellísimas personas. Y encima ella quería más, siempre quería más.

Lo tuve claro, yo no aguantaba más, yo no era así. Lo dejé en noviembre. Me llamaba mil veces al día, me mandaba SMS e incluso MMS con ella llorando, suplicando, que no la dejase, que si lo hacía haría alguna locura, que… Yo me veía desbordada. Pero es que después, cuando volvía  a casa, como compartíamos algunas amistades, cuando me veía, hacía como que no había pasado nada, venía por detrás y me tocaba el culo o me abrazaba e intentaba darme un beso. Vamos, como si no le hubiera dicho nada, como si no hubiéramos hablado . Y a mí me desconcertaba.

Y no os cuento más historias de la chica esta, porque acabé muy saturada. Os puedo decir que intenté ser su amiga, explicarle… pero no me dejó. Y sin embargo este año pasado, después de estar 6 años sin hablar que se dice pronto, me llamó a las 5 de lamañana, borracha y me dijo que me echaba de menos, que tenía que perdonarla, que siempre tendré un hueco en su vida porque fui muy importante. Y de vez en cuando me escribe. Se me hace raro.

Fue una situación para mí anómala. Eso de tener pareja, de estar enamorada, de disfrutar con cada llamada o SMS y sin darte cuenta, entrar en una espiral de la que no sabes salir. Tenía que haber salido antes, pero no sabía, no podía o no quería. A pesar del tiempo que ha pasado, no me explico como pude aguantar tanto. Porque sí, soy muy sensible, soy muy tranquila, soy muy…Lo que queráis, pero soy persona y me gusta mi libertad, mis amistades, mi vida, mi intimidad y eso no está reñido con tener o no pareja.

Otro día, continuamos. Y como siempre, mil gracias por todo.

Un saludo, muac.

Mi adolescencia IV

Publicado: 6 marzo, 2013 en bollo, homosexual, lesbianas, salir del armario
Etiquetas:, , ,

Las cosas no me podían ir mejor. Tenía aquello con lo que había luchado siempre. Independencia, ya que no vivía en casa de mis padres, una chica que me gustaba al lado, de mi mano, hacía exactamente lo que yo había elegido y estaba en Madrid, cuna de tantos y tantos sueños.

Por aquella época no existían eso de los móviles inteligentes que tenemos ahora. Nosotras nos las ingeniábamos para no gastar demasiado dinero en los típicos SMS. Atentas a cómo nos escribíamos. Hacíamos una foto a una hoja en blanco y editábamos la foto con el texto que quisiéramos y lo mandábamos vía Bluetooth. En clase se sentaba detrás mío y en las habitaciones dormía en la siguiente a la mía, es decir, que en verdad, estábamos todo el día muy juntas.

Claro, igual no os hacéis a la idea, pero imaginaros el colegio. Todas las habitaciones  estaban en una nave corrida, y ambos lados cada habitación. En tu habitación tenías intimidad, pero claro, eran habitaciones compartidas por una o dos chicas más. Cuando realmente podíamos tener intimidad era los fines de semana, que la mayoría de la gente aprovechaba para irse a su casa a visitar a la familia. Pero siempre se quedaba alguien, ya sea por la imposibilidad de ir a su casa por la distancia y/o dinero, para estudiar, para conocer Madrid…  Nosotras aprovechábamos esos días. Incluso esos días nos duchábamos juntas, aprovechando la soledad que reinaba en el colegio. Menos mal que nadie nos pilló nunca, aunque todas se lo olían. Y en verdad, poco a poco se fue desvelando todo.

Recuerdo llevármela a mi casa para el puente de noviembre. Eran varios días de fiesta y mis padres ya me presionaban para que fuese de visita, porque desde que la conocí me había ido muy pocas veces. Así que me la llevé conmigo. Ella es canaria y yo del norte y esos días, mi tierra no me falló y nevó. Imaginaros a la chica tirada en la hierba haciendo el ángel, haciendo muñecos de nieve, empujándome hasta que me tiraba en el suelo. Se hizo, bueno, le hice, mil fotos. Estaba feliz, nunca había visto la nieve.

Mi madre nos preparó la habitación. Dos camas separadas por una mesita, mi habitación que compartía con mi hermana, pero como mi hermano ya se había ido, ella durmió en la otra.

Yo no sé cómo mi madre no pensó nada raro cuando entró por la mañana en la habitación y vio una cama deshecha como si hubiera pasado una manada de elefantes y la otra perfectamente hecha, sin una arruga… Si pensó algo o no, no lo comentó.

Nosotras pasábamos mucho tiempo juntas y a solas, pero no descuidábamos al resto de chicas, hicimos muchas amistades. Por aquel entonces se nos arrimó una chica, muy simpática y agradable. Yo aun no sabía que era el gaydar y sin embargo con esta chica casi me explota. No se cómo pasó, bueno sí lo se, pero se hicieron muy amigas, pasaban mucho tiempo juntas. También estaba en nuestra clase, así que era fácil. Un día, de buenas a primeras, después de haber dormido juntas, cosa complicada, me tenía que meter en su cama cuando sus compañeras estaban dormidas y levantarme antes que ninguna para volver a mi cama, un show, me dejó. No se muy bien lo que me dijo, se que me comentó que había estado bien, que se lo había pasado bien, que era buena niña, pero que mejor así… Esa misma noche las pillé besándose. Al fin y al cabo, utilizaban los mismos métodos que habíamos utilizado nosotras.

Os mentiría si os dijera que no me importó. Me dolió mucho. No solo porque estuviera con otra chica, que eso también duele, sino porque yo me había abierto con ella, cosa que me cuesta muchísimo. Soy hermética, me cuesta abrirme y sin embargo la había llevado a mi casa, cosa que a día de hoy pocas han ido. Se la presenté a la que era mi mejor amiga, la que me dijo que ser lesbiana era peor que un cáncer. Me dijo que eligiera entre ella o mi chica… lo tuve claro, me quedé con mi chica. Porque no era una elección de amistad, era porque estaba en contra de que la quisiera, que la besara… Así que …

Los días en Madrid se volvieron oscuros, de repente se había convertido en una ciudad demasiado grande, demasiado caótica, demasiado fría … Solo quería volver a casa, agachar las orejas y reconocer que me había superado la situación. Pero no lo hice, yo estaba ahí porque quería y no sabía de dónde iba a sacar las fuerzas, pero lo conseguiría.

Fueron días un poco complicados, no os voy a engañar, pero encontré la calma.

Apareció una chica con la que me pasé lo que quedaba de curso tonteando, diciéndonos tonterías, haciéndonos regalos, escribiéndonos notas… No pasó nunca nada, aunque ambas nos confesamos al final que nos gustábamos. Quizá fuera mejor así.

Y el curso se acabó, había aprendido la lección más importante, ser yo, ser valiente, ser fuerte, enfrentarme a los problemas sin huir a mi casa. Volver a ver Madrid con los ojos de los primeros días, con ilusión.

De vuelta a mi casa para pasar el verano todo se me quedaba pequeño. Mi ciudad es pequeña, las calles, los comercios… Sí, estaba mi familia, mis amigos, pero me faltaba el caos de Madrid.

Le dije a mi amiga, la de la paliza,  que necesitaba salir por el ambiente, necesitaba conocer gente. Investigamos. Solo había un local de ambiente, bueno, miento, había dos. Uno era mixto y el segundo lo vendían como solo para chicos. Estaba en la misma zona donde el resto de pubs, así que un día que salíamos de fiesta nos decidimos pasar. Cuándo vimos el local, se me cayó el alma a los pies. Era una barra de ¿dos metros? Cómo mucho! Y unas diez personas todas apiladas. Cuando nos paramos frente a la puerta de cristal se giró hasta el apuntador para mirar. Me entró mal rollo y nos fuimos.

Yo necesitaba conocer a gente que fuera cómo yo. Había tardado en darme cuenta de lo que sentía, de lo que me gustaba… Y no me iba a echar para atrás. Fue entonces cuando empecé a conectarme a internet, buscando gente con quien hablar. De estas sesiones conocí a una chica que hoy por hoy es una gran amiga, mi amiga Isa. Y también conocí a la que fue mi primera novia formal, ya que con la otra nunca llegó a más y tampoco duró mucho.

Así que, a través del portal de chueca conocí a la que sería mi primera novia y la primera mujer que me hizo perder la cabeza, los nervios y toda la paciencia que he tenido.

Muchas gracias por seguir al otro lado.

Un saludo, muac.