Posts etiquetados ‘mujeres’

¿Conocéis Cartas a Lucía de Mari Ropero? Pues es la recomendación que traigo para hoy. Las que sí lo conozcáis y lo hayáis leído, entenderéis entonces la sugerencia, ¿verdad? Sin embargo, para las que esta novela les resulte desconocida, haceros con un ejemplar, porque os encantará.

Cartas a Lucía es una increíble historia que está escrita desde el corazón e intenta llegar al tuyo a través de sus personajes, sus diálogos y sus vivencias. Me encanta como la autora, Mari Ropero, trata temas tan difíciles, o no tan fáciles, como son los sentimientos, las relaciones y los silencios que ocultan las verdades.
No es fácil meterse en la piel de un personaje, mucho menos de más de media docena, y hacer que sus vivencias más personales traspasen el papel de la propia novela y te lleguen. Pero sí que es cierto, que la intensidad de algunos sentimientos bien descritos pueden conseguir erizarte el vello, simplemente al pasar de página.

Lucía consiguió mantenerme pegada al libro y no soltarlo hasta darlo por finalizado. He de reconocer varias cosas muy positivas de esta novela, pero quizá la primera que me llamó la atención fue precisamente la historia. No había leído nada similar o semejante a esta, por eso, desde el primer capítulo quise saber más.
Los misterios que te va presentando a medida que la historia avanza, no dejan zanjados los interrogantes anteriores, al menos no del todo, sino que a medida que lees y que crees que ya sabes por donde irá la trama, te das cuenta de que te has equivocado, otra vez.
Mari Ropero ha conseguido dejarme en fuera de juego más de una vez, por presuponer lo que creía que iba a pasar. Sabe mantener el suspense y la intriga con sus personajes y con todo aquello que les concierne, de manera soberbia.
Cuando me hago con una novela nueva, siempre imagino de qué irá a través de su portada, de alguna información que me haya podido llegar, por alguna reseña… Y una vez que lo empiezo, vuelvo a pensar… ¡Ah! Es una historia romántica, o policíaca o de fantasía… Os aseguro que en esta novela, no podrás hacer esto hasta que la historia esté bien avanzada, y eso me apasiona hasta el punto de necesitar saber más y más, y el resultado es no soltar la novela hasta que esta llega a su fin.

Así que sí, si queréis un libro nuevo, ameno, escrito con tanta sencillez que te cala desde la primera página, y que sus enredos no se resuelvan en el capitulo dos, este es tu libro. Te aseguro que te encantará.

Cartas a Lucía de Mari Ropero.
Os dejo el enlace de la novela de Amazon: http://www.amazon.es/Cartas-Luc%C3%ADa-Mari-Ropero-ebook/dp/B018SRI7WO

Anuncios

Anoche acabé “Me alquilo para el 14 de febrero” de Helena Lago… ¡Y me encantó!
Me alquilo para el 14 de febrero” es un conjunto de relatos muy variados y desde diferentes partes del mundo que tienen un tema en común, solo uno. Las mujeres. Las mujeres en general y en particular. Y me ha encantado.
Creo que es difícil escribir relatos cortos, el presentar una historia, desmigarla y crear una conexión con la lectora en tan pocas líneas, por eso creo que el trabajo que ha hecho Helena Lago es fantástico, porque lo consigue. Crea una emoción de seguir leyendo y una conexión entre lalectora y las protagonistas increíble, que hacen que no sueltes el libro en un buen rato.
Son historias cortas, sí. Pero lo breve si es bueno, dos veces bueno ¿no? Me gusta la variedad que hay en cuanto a temática, la variedad que hay en cuanto a sentimientos o en cuanto a la idea principal del relato. Toca muchos palos diferentes, muchas impresiones, ciudades o personalidades diferentes. En muchas de esas historias te puedes reconocer o en sus personajes, es lo que tiene la diversidad ¿no? Que a veces te encuentras reflejada en un libro.
Es lo primero que leo de Helena Lago, salvo en alguna ocasión su blog. Supongo que es lo que pasa cuando tenemos a tantos amigos en común y seguimos a gente parecida, que al final llega a tus oídos y oye, yo más que encantada. Pero a lo que iba, es lo primero que leo de ella y me ha enganchado, de los pies a la cabeza.
Me gusta la forma en la que describe la manera tan sutil de describir las personalidades y las diferentes acciones, me gusta su toque delicado a la hora de tratar ciertos temas, me gusta la poesía que hace para comentar un hecho que, si no fuera por su poesía pasaría desapercibido. Me gusta como escribe Helena Lago, en serio.
Así que, este es el primer libro que he leído suyo, pero os aseguro que no será el último porque en cuanto pueda compraré “Ayer empezó el resto de mi vida”, que tiene muy buena crítica y en las opiniones de amazon lo ponen genial. ¿Qué más puedes pedir?
Además, si quieres adquirir ahora el libro de “Me alquilo para el 14 de febrero” lo tenéis gratis en amazon, lo que no sé es si durará mucho esta promoción. Aprovechad y disfrutar de esos relatos que os engancharán. ¿Qué más podéis pedir? ¡Encima gratis! Os dejo el link directo: http://www.amazon.es/Me-alquilo-para-14-febrero-ebook/dp/B00VQORP0M

Por si alguna no lo sabe y le gustaría disfrutar de otros blogs, os recomiendo el de ella. Puro sentimiento cada una de las palabras, pura energía y pura carga de adrenalina. Ya lo veréis.
https://helenalago.wordpress.com

Hace nueve días que nos despedimos en Barcelona y hace nueve días que me faltas.

Hace nueve días que te pienso y te sueño, que te quiero aquí conmigo, aquí ahora, aquí…

Hace nueve días que estoy deseando que pasen siete más, para tenerte aquí y ser tu sombra o tu lo mía.

Hace nueve días que no te veo y desde hace nueve días no entiendo el resto de bellezas…

Hace nueve días que no me deleito de una conversación contigo. De una conversación frente a una gran taza de café mientras escucho tu dulce voz y me pierdo en tus ojos.

Hace nueve días que me voy antes a dormir, para verte enseguida, aunque sea en sueños, porque aunque sean sueños, estamos juntas… ¡Y es tan bonito soñar…!

Hace nueve días que me fui dejando parte de mí en Barcelona, sabiendo que iba a encontrar otra parte de mí en mi casa, pero que me faltarías tú, mi multiplicador. Sí, como lo lees. Porque contigo las cosas buenas se multiplican por dos…

Hace nueve días te despedía agitando mi mano nerviosa y enjugándome las lágrimas… Hace nueve días me pedías que no llorase, hace nueve días te lanzaba besos al aire en la T1…

Hace nueve días suponía que te echaría de menos, qué pensaría en ti, que me acordaría de ti y de  nuestras costumbres o manías… Pero lo que no sabía hace nueve días es que te iba a echar tantísimo de menso, iba a pensar en ti tantísimo y qué pensaría en ti a cada instante.

Hace nueve días tenía claro que te quería, ahora tengo claro que eso, es quedarse corta.

Hace nueve días te besé y te abracé y desde entonces vuelvo a ese momento cuando no aguanto sin ti…

6123632-amor-lesbico

Tu cuerpo sobre mi cuerpo.

Desnudas ambas, clamando al cielo.

Arrancándonos la piel sin un titubeo.

Saboreando tus besos, cual terciopelo.

 

Tu piel, que ansía mi piel.

Mis labios en tu cuello se han de perder.

Mis manos tus curvas han de recorrer.

Y las dos juntas el éxtasis conocer.

 

Tú, tu cuerpo de mujer, mi mujer.

Tu mi Diosa, mi testigo y mi juez.

Tú, mi canción, mi poema, mi sed.

Tú, mi mundo, mi constelación mi ser.

 

Yo, mujer, lesbiana y amada.

Yo que en tu mero reflejo, estoy resguardada.

Yo que me duermo a ti abrazada.

Yo que al despertar, ya me siento afortunada.

 

Día de la visibilidad, hoy 26 de abril.

Que todos nos vean ¡dejad de huir!

¡Salid de los armarios! Eso no es vivir…

Que a la homofobia hemos de destruir.

 

Luchad por vosotras, nosotras, por todas.

Por ser reconocidas como personas.

Porque somos muchas, no estamos solas.

Y porque todas somos fuertes y valerosas.

 

¿Cómo silenciar un beso?

¿Cómo silenciar ese hormigueo

Que incluso a un cristiano haría ateo

Al sentir en tus labios ese balanceo?

 

¿Cómo silenciar una caricia?

¿Cómo silenciar a un pueblo ante la injusticia?

Podemos luchar ¡somos
una gran milicia!

Y la lucha a todas beneficia.

 

¿Cómo se puede silenciar una mirada

Si los ojos reflejan a un alma enamorada?

Nos ven todos, hasta los que tienen la mirada nublada.

Que luchar por robarme mi vida soñada.

 

No se puede luchar contra la gravedad.

Ni tampoco contra los achaques de la edad.

No se puede a la homosexualidad curar.

Porque para eso, tiene que ser una enfermedad.

 

Así que sí, soy mujer, soy lesbiana.

Soy visible, soy clara, estoy sana.

Nada que curar, llegaré a anciana.

Con una mujer a mi lado, peinando canas.