Posts etiquetados ‘salir del armario’

No entiendo cómo el día del Orgullo puede ser un día que cree tantos sentimientos encontrados entre la población. Puedo entender que haya gente que esté más a favor que otra, pero no logro entender cómo hay gente que critica, odia e intenta desprestigiar este día, cuando no es más que un día para reivindicar y seguir luchando, en ningún momento se debe de usar este día como nada más que esto.
Año tras año me veo en la necesidad de tener que explicar, según mi propia opinión o mi forma de ver el mundo, porqué es necesario que se siga celebrando y porqué es necesario aún. Siempre hay alguien que me pregunta o que directamente me afirma que este día solo sirve para que haya ciertas personas que se desnudan y que salgan a la calle a “provocar” al resto. Siempre hay gente que me afirma que este día es puro cachondeo pero en las calles de la ciudad, no escondido en un sótano…
¡Queda tanto por hacer!

 

Procuro respetar a todo el mundo, sus creencias, sus opiniones, su forma de vida, sus decisiones… Pero no las comparto en ocasiones, y por eso no puedo defenderlas. Cuando alguien desde el respeto me explica que ciertas cosas sobre el día del orgullo no le gustan o sobre mí, o sobre alguna decisión que yo he tomado, acepto sus comentarios y los valoro. Cuando el respeto se pierde por el camino, conmigo ya no hay mucho más que hacer.
Puedes estar o no a favor de cualquier cosa, pero al menos respeta, aunque te quedes al margen.

Ayer fui testigo como ciertas personas e incluso plataformas o grupos lanzaban imágenes “cuestionables” para criticar el día del Orgullo, supongo que así es más fácil, ¿cierto?. Pones una imagen poco apropiada o fea y explicas que este día no sirve para luchar o reivindicar, si no que es un día más de fiesta y lujuria, ya.
Ignoro cuantas personas se han lanzado este año a ir a Madrid para celebrar el World Pride, pero supongo que son miles y miles, y ciertas plataformas sacan un par de fotos de un par de personas haciendo cosas “poco apropiadas” para un día en el que deben de primar las reinvindicaciones ¿no?, y ¿qué queda de los otros miles y miles de personas que reivindican y luchan manifestándose por la libertad sexual y por la igualdad a todos los niveles? ¿Esas fotos no interesan, no venden, no dan pie a críticas? No me vale entonces… No me vale…
Yo no estoy aquí para juzgar si esas imágenes son o no apropiadas para cualquier día, sea o no el día del Orgullo, pero lo que sí creo es que el resto de imágenes que forman el Pride son más importantes porque muestran la realidad del día en sí, la realidad del Orgullo.
Son millones de personas las que se juntan para celebrar el Pride en todo el mundo. Conmemoran un día importantísimo para la historia del colectivo LGBTI pero también para el resto del mundo, o al menos para el mundo que quiere una igualdad real. Seguirá siendo, por desgracia, importante festejar este día y conmemorar todas las cosas que hemos conseguido y las que aún nos faltan por conseguir. El día seguirá siendo importante mientras haya tanta gente que crea que este día solo da pie a lo que da… y sigan sacando imágenes totalmente sacadas de contexto sobre lo que es este día.
Supongo que las imágenes sobre la igualdad, las familias homoparentales, los niños, los derechos y demás, eso no vende porque es lo de siempre, pero ver a una persona ligera de ropa, sí…

 

Dia_del_Orgullo_Gay-Sociedad-Madrid-Manuela_Carmena-Sociedad_187496278_26391301_1024x576

 

Se que no es justo intentar defender una idea criticando otra, pero lo que leí ayer sobre estas imágenes me dolió tanto, que no puedo evitar compararlo, lo siento.
Son muchas las situaciones, fiestas, conciertos, denuncias públicas… que nos explican como ciertas personas HETEROSEXUALES han tenido ciertos comportamientos no adecuados a un contexto, o a la dignidad propiamente dicha, y no se han descontextualizado. No se habla de “la lacra heterosexual que infravalora, viola, pega, insulta… a cualquier otra persona. Se habla de una persona en cuestión, sea quien sea. Porque sus actos hablan por sí mismo. Esto para empezar.
Pero también es importante recalcar que si estos comportamiento inadecuados se dan en el curso de un acontecimiento multitudinario, apenas se da a conocer, porque priman más el resto de cosas que han pasado en ese acto, no la individualidad de uno.

El día del Orgullo, como ya he explicado en el blog y se ha explicado en mil sitios, no surge por aburrimiento o por ganas de juntar a un grupo de personas con ganas de fiesta, no. Surge, como la mayoría de días señalados en el calendario por una lucha, por una batalla, por una reivindicación… Por eso es importante.
Ojalá el día 28 de junio pase a la historia y no se tenga que celebrar más, puesto que todas las personas gozaremos de las mismas libertades y derechos independientemente de TODO. Igual llega el día en el que ninguna persona tendrá miedo en decir lo que siente, ni en mostrarlo en público. Igual llega el día en que en cualquier parte del mundo dos personas se pueden casar sin tener que justificar nada más y sin tener peligro de muerto por ello. Ojalá, mis hijos vean que sus madres son unas madres más, iguales al resto.

Por todo esto, creo que el día del Orgullo debería de ser un día que cualquier persona que busca y quiere la igualdad para TODXS debería manifestarse y plantar cara al odio y al miedo. Cualquier persona debería apoyar una lucha por la igualdad y la diversidad, independientemente de a quién ame.

Y sí, el día del Orgullo cada unX lo vive como quiere, a su manera. Eso que no se nos olvide.

 

 

Anuncios

Hace unas semanas, me topé por pura y mera casualidad, con un proyecto que captó toda mi atención. Es el proyecto de Ángela De la Torre, una fotógrafa leonesa que tiene, no sólo muchas ideas para proyectos increíbles, sino la energía suficientes para llevarlas a cabo.

El proyecto no podía tener otro nombre mejor, al menos para mí. “Yo te cielo”, que es una frase que la gran Frida Kahlo escribió en una de sus cartas. Para poneros en situación, os pongo el fragmento aquí, para que entendáis la inmensa fuerza y sentimiento que recogen esas tres palabras, que puestas así, sin un contexto, parece que les falta la acción, que les falta el verbo. Y sin embargo, una vez leído el fragmento, te das cuenta de que no le falta nada. Es exactamente eso lo que queríamos expresar, eso mismo.
”…¿se pueden inventar verbos? quiero decirte uno: yo te cielo, así mis alas se extienden enormes para amarte sin medida.
Siento que desde nuestro lugar de origen hemos estado juntos, que somos de las misma materia, de las mismas ondas, que llevamos dentro el mismo sentido. Tu ser entero, tu genio y tu humildad prodigiosas son incomparables y enriqueces la vida; dentro de tu mundo extraordinario, lo que yo te ofrezco es solamente una verdad más que tú recibes y que acariciará siempre lo más hondo de ti mismo. Gracias por recibirlo, gracias por que vives, porque ayer me dejaste tocar tu luz más íntima y porque dijiste con tu voz y tus ojos lo que yo esperaba toda mi vida.”
Pues bien, la joven fotógrafa ha decidido denominar así a este gran trabajo, porque pocas maneras hay de describir la inmensidad del amor o de los sentimientos, tan profunda y tan cercana como esa frase.

Pero bien, ¿de qué va este proyecto? Pues es un proyecto fotográfico que intenta retratar el amor en su estado más puro y de la manera más natural. Según sus propias palabras, Ángela busca poder retratar a “personas que se amen y que quieran posar ante mi cámara en los próximos meses para ayudar a dar forma a este proyecto. Busco diferentes tipos de relaciones amorosas: poliamor, parejas heteros, trans, gays, lesbianas…”

Con esta simple acción, la exposición pública de una serie de instantáneas llenas de amor, independientemente de la orientación sexual de sus participantes, pretende visibilidad, naturalizar y dar normalidad al colectivo de lesbianas, gais, bisexuales, transexuales e intersexuales (LGBTI).
Ángela relata en alguna de las entrevistas que ha dado, que esta idea comenzó a bullir en su interior, cuando llegó a sus manos el famoso poema de Frida que hemos mencionado antes. Ahí, se habla del amor de tal manera, que cada palabra te llega y te hace sentir, te hace recordar y sonreír, te hace desear tener ese amor, ese que todo lo puede.“Si el amor verdadero existe, es tal como lo describe esta gran mujer. Un amor libre. Un amor que no entiende de sexos, razas, clases sociales o géneros. Un amor que quiero retratar a través de mi cámara. Un amor puro alejado del bullicio de la sociedad donde la única frontera es la piel”, aseguró Ángela.

Varias son las parejas que han posado para ella en este proyecto, teniendo ya en su poder todas las necesarias para hacer la proyección, que tendrá lugar en la localidad leonesa de Astorga, con motivo del orgullo en el mes de junio. Aunque la artista también quiere llevar su trabajo a Madrid y a otros puntos de España.
Pero todo tiene un pero. Ángela ha creado una campaña de crowfunding para poder llevar este proyecto a cabo. Ella pide un granito de arena por nuestra parte, para mostrar su trabajo. ¿La ayudamos?

Aquí os dejo el enlace por si podéis contribuir de alguna manera para que esta joven fotógrafa logre su objetivo, exponer su trabajo y poder llegar a todo el mundo con esas fotografías de amor.

https://www.indiegogo.com/projects/proyecto-fotografico-lgtb-yo-te-cielo–2#/

Ojalá llegue el día en el que una colección de fotografías, dónde puede verse a distintas parejas besándose, sea lo más normal del mundo, independientemente del tipo de pareja que sea. Pero hoy por hoy, a pesar de todo lo que hemos ido avanzando, no es así, al menos no del todo.
Una de las mejores formas para hacernos fuertes, es la de visibilizarnos. Algo que no se ve, no existe. Por eso creo que es importante esta exposición, este proyecto que la jovencísima leonesa pretende llevar a cabo.

Así que, muchísima suerte en el proyecto. Yo desde aquí te apoyo, y te agradezco el guiño que nos haces, porque al final, somos todos iguales. Unos y otros.
Os dejo unos datos sobre ella, por si queréis poneros en contacto con ella o seguir su trabajo.

Facebook:  https://m.facebook.com/delatorrephotographer/

Algunos de los artículos que se han ido publicando sobre ella y su proyecto, “Yo te cielo”.

http://astorgaredaccion.com/not/10750/-yo-te-cielo-retratos-de-amor/

http://www.diariodeleon.es/noticias/provincia/proyecto-yo-cielo-visibilizara-diversidad-afectiva-sexual_1036031.html

“Yo te cielo”, fotos por la diversidad LGTBI+

http://www.ileon.com/actualidad/058495/el-amor-tal-como-es-y-sin-barrreras-a-traves-del-objetivo-de-una-fotografa-leonesa

http://astorgaredaccion.com/not/10806/-busco-que-quien-no-este-acostumbrado-a-ver-otros-tipos-de-parejas-sepa-que-hay-mas-alla-de-los-muros-de-astorga-/

Tenía la necesidad de escribir hoy una entrada al blog. Sin duda alguna, hoy es un gran día, un gran martes, de esos que no olvidarás ni aunque recicles recuerdos. Hoy es martes, y me encanta.

Tengo la suerte de poder decir, que mi novela se publicará pronto, muy pronto. Antes de lo que pensabais, antes de lo que yo misma podía imaginar… Pronto. ¡Qué bonita palabra! Pronto…

He tenido la suerte de colaborar en varios proyectos, de publicar para varios medios, de realizar algún que otro programa de radio y de, por supuesto escribir. Siempre me he sentido muy orgullosa de todo aquello que he hecho, con lo que he colaborado y lo que he hecho, no puede ser de otra manera. Pero el orgullo que siento hoy, es indescriptible.

Ayer recibí un paquete muy especial, el paquete que traía mi mayor orgullo dentro, el paquete que contenía mi libro en su interior. No os voy a negar que ya lo había visto en formato libro el mes pasado, pero no había visto el definitivo, ese se me resistía un poco.
Abrí el paquete y cogí el libro, me encanta el olor de un libro nuevo ¿Y a vosotras? Y más, cuando reconoces la portada, el tipo de letra, lo que viene detrás de cada nueva página…

Pues bien, pronto, muy pronto estará publicada mi novela, mi primera novela, mi orgullo… He querido adelantaros aquí la portada, con el título y todo, para que podáis verla antes de que salga publicada oficialmente, es lo mínimo.

Por fin, me he decidido a publicar sin mi pseudíonimo, ese que durante tanto tiempo me ha escondido de la realdiad. Era la hora de poner mi firma personal, totalmente libre de capas que me oculten. Totalmente yo.

Así que nada más, compartir con todas vosotras mi alegría, mi orgullo y mi trabajo, porque ha sido duro sacar este proyecto a la luz, pero ahora que lo veo acabado, se que ha merecido la pena en todo. Es increíble ver la portada que yo misma he realizado, los acabados, el título y por supuesto, mi nombre debajo, es una sensación rara, pero increíble.

La verdad, que os confieso que siento miedo o quizá sólo sean nervios, no lo sé. Pero estoy encantada y feliz, muy feliz. Eso lo tengo claro.

 

IMG_6959

“Respira, ya estás fuera” nos cuenta la historia de Tania y su llegada a Barcelona para estudiar en la universidad. Atrás deja a su familia, a la que adora y su antigua vida, que espera poder cambiar y empezar de cero. “Respira, ya estás fuera”, es una historia de superación, de las que se escriben desde dentro de una misma, para que te toquen nada más leerla.

En cuánto esté disponible en Amazon, lo anunciaré en las redes sociales. Así que, comienza la cuenta atrás, amigas.

Un beso bien fuerte, y gracias. Gracias por todo.
Noe

Cariño, llévame al mar… Le dije entre sueños, entre palabras protestantes que se agolpaban en mi garganta, queriendo salir, huir y flotar. Quiero ir al mar, necesito ver el mar y la calma, necesito sentir la brisa en la cara y pasear mirando al infinito, a ese horizonte que no consigues distinguir. Quiero pasear hasta el cielo o hasta el final del mar, quiero mirarlo y calmarme. El mar tiene ese efecto en mí, me calma, me sacia, me trasporta, me eleva y me tienta, me sonríe y me acompaña. El mar tiene ese efecto en mí.
Cariño, llévame al mar… Le escribí en algún recóndito sitio, en algún escondite entre mi ansiedad y mis últimos siete días. Lo escribí, lo recuerdo como si no hubieran pasado esos días y cómo si aún, estuviéramos a principios de semana y acabara de coger el boli. Lo recuerdo. Lo escribí y lo guarde. Quizá lo hice bajo llave o quizá no, quizá solamente esté bajo arresto domiciliario y en cuanto me despiste, saldrá. No lo se. Pero si lo lees, si logras encontrarlo y logras leerlo, llévame al mar. Necesito mirar ese otro mundo, mi otro mundo. Ese otro mundo donde sentirse solo no es un crimen y dónde querer estar solo, no está mal visto. Llévame a estar sola, pero de tu mano. Llévame a refugiarme del mundo al mar, a nuestro mar, dónde solo nosotras podamos entrar y así, salir cuando lo deseemos. Llévame y quédate a mí lado, me encanta estar a solas contigo, sola y contigo.
Cariño, llévame al mar… susurré para mis adentros cuando me preguntabas que qué quería hacer la otra tarde. ¿No me oíste? ¿No pudiste escucharme? ¿No me leíste los labios? Te decía que quería ir a ver el mar, quería gritarlo y escribirlo en el cielo. Quería ir al mar y sentirme en calma, como en una noche de verano, cuando el agua se vacía de bañistas y la luna ilumina su otra cara. Quería estar así, en calma, mientras las olas rompen en la orilla y la espuma lo invade todo. Quería estar calmada, mientras veo como no todo es tan fácil y pienso que es lo que debo hacer. El mar me lo dirá, siempre me lo dice.
Cariño, llévame al mar… Y me llevaste. Sí, recogiste el testigo que mi ansiedad dejo por algún lugar de la casa, y me llevaste. Me pusiste mi música preferida mientras conducías por una Barcelona atestada de coches, semáforos y gente que cruza por donde no debe. No llegábamos, no llegábamos. Últimamente me parece que eso me pasa en todas las facetas de mi vida, que cada vez que estoy llegando a la meta, alguien la cambia de lugar y hay que volver a empezar.

barceloneta
Cariño, llévame al mar… Y allí me llevaste. Me cogiste del brazo y te abrazaste a mí. Sentías la brisa del mar en tu cuerpo y eso te hacía estremecer. Caminamos así, medio abrazadas y medio estremecidas por un paseo marítimo casi vacío, ideal para nosotras. Es nuestro escenario, pensé. Ideal para pasear, calmar, sanar y relajar. Y eso es el mar para mí, mi calma, mi sosiego, mi diazepan de sal y brisa, mi abrazo vespertino y fugaz.
Necesitaba el mar, cómo te necesito a ti. Necesitamos tanto la una de la otra, que cada día estoy más orgullosa de todo aquello que logramos, porque la manera de llegar hasta ello, es lo que nos hace grandes. Nada es fácil cariño, es verdad. Pero nosotras tampoco somos débiles ¿Verdad? Así que, ármate de valor, de paciencia, de ganas… Ármate de lo que quieras, pero hazlo. Esto solo acaba de empezar, aún nos queda toda la vida por delante.
Cariño, ¿volvemos a casa?

¿Sabéis? Hoy me he puesto a pensar, a recapacitar, a echar la vista atrás y entender cómo he llegado a dónde estoy…

¿Sabéis? Siempre he sido un alma callejera… Adoro la calle, salir y beberme las calles, empaparme de sus gentes, de sus conversaciones, de pasear sin ningún rumbo, de tomar una cerveza en alguna terraza y contemplar el mundo, mi mundo, el mundo a través de sus ojos o de los tuyos… Lo adoro.

¿Sabéis? Cuando mi chica y yo comenzamos a salir, pasábamos mucho tiempo en la calle. Salíamos a dar una vuelta, de compras, a tomar una cerveza o tres, de fiesta… Nos parecemos bastante.

¿Sabéis? Llevamos viviendo juntas… algo más de cuatro años. ¡¡Cuatro años!! Viviendo y compartiendo cada minuto del día, cada despertar, cada comida, cada zafarrancho, cada berrinche, cada sesión de cine… Compartiendo la vida, compartiendo nuestro tiempo y no hay nada más valioso que eso, el tiempo.

¿Sabéis? Cuándo aun no vivíamos juntas, pasábamos todo el tiempo que podíamos haciendo cosas y después cada una se iba a su casa. Ella vivía con sus padres y yo vivía sola. Así que alguna vez se quedaba a dormir en mi casa. Era magnifico.

¿Sabéis? La cosa fue poco a poco, despacito. No es cierto eso que dicen de que las lesbianas a los dos días se van a vivir juntas, por lo menos en mi caso. Aunque era cierto que nos sentíamos muy cómodas la una con la otra, fuimos paso a paso.

¿Sabéis? Me encantó meterla en mi casa, ahora nuestra casa. No tuve ningún problema en compartir mi espacio, mi armario, mi baño, mi vida, mi cama y mis recuerdos… La mitad de todo eso es de ella, porque la mitad de mí es ella.

¿Sabéis? En este tiempo hemos ido poniendo la casa a nuestra manera. Yo recuerdo que al principio el piso parecía un auténtico piso de soltera… A pesar de las tres habitaciones que tiene, solo usaba la mía y el salón… Era un auténtico piso de pasada…  

¿Sabéis? Adoro Barcelona, no desde que llegue, pero casi. Ha sido un amor tardía, un amor que ha ido creciendo con el tiempo y con las aventuras que he corrido a través de sus calles… Pero adoro esta ciudad. Siempre intentaba estar fuera de casa… ¡Hay tanto que hacer aquí! Siempre tenía planes.

¿Sabéis? Volvía a casa para dormir y para comer y eso, siempre y cuando, no me surgiera un plan. A principio de mes no venía ni siquiera a comer, siempre me compraba un bocadillo o algo por ahí… Y arreglado. Otras veces me llevaba algo de comida al trabajo, así nada más salir, comía y podía aprovechar el tiempo.

¿Sabéis? Llegué a Barcelona con 21 años… Y quería comerme el mundo y aunque suene raro, a mí manera lo hice… Lo hice…

¿Sabéis? Entonces llegó ella… Y todo cambió, mi mundo cambió, mi vida cambió… Comenzamos como empieza todo el mundo, con  muchas ganas. Las mismas ganas que tengo ahora mismo de volver a verla y de que vuelva ya del trabajo…

¿Sabéis? No recuerdo el día exacto en que todo cambió. No recuerdo el día exacto en que el piso pasó a ser de las dos… No lo recuerdo y no me importa.

¿Sabéis? Hemos pasado muchas cosas en este piso… Muchas alegrías, muchísimas. Alguna que otra lágrima, a veces de tristeza, otras de alegría y muchas de añoranza…  Hemos tenido muchas visitas en casa, muchas inesperadas y otras tan deseadas… Hemos compartido mesa con la gente más importante de nuestras vidas y hemos, por así decirlo, hecho un vínculo con esta casa, con sus paredes, con sus muebles… Es nuestra casa, ¿verdad cariño?

¿Sabéis? Poco a poco hemos ido cambiando muchas cosas del piso. Los muebles, decoración, haciendo de mi “piso de soltera”, nuestra casa.

¿Sabéis? Lo hemos conseguido con creces. Adoro estar en casa, en nuestra casa. Adoro el olor de mi casa. Es abrir la puerta, respirar profundamente y decir, “Estamos en casa, en casa cariño”. Adoro hacer planes de donde colocaremos un cuadro, una foto o una estantería. Adoro tanto mi casa y lo que hemos construido dentro, que muchos días, no quiero ni salir de estas cuatro paredes.

¿Sabéis? La chica que comenzó este escrito diciendo que adora la calle y salir… Esa misma… Os dice ahora que adora estar en casa, en pijama, con una manta y sus brazos rodeándome mientras vemos una peli, una serie o el mismísimo “Sálvame”, lo que sea… Porque estando así, lo que menos me importa es la televisión…

¿Sabéis? Cuesta encontrar a alguien con quien te sientas tan cómoda, tan agusto. Da igual si estás vestida o desnuda, si estás en pijama o sin peinar… Es increíble como “Esa persona” siempre te ve bien y perfecta.

¿Sabéis? Es incalculable lo que vale la mirada de mi chica cuando entra en casa, se quita el abrigo y viene a abrazarme… Incalculable… No lo cambio por nada, por nada…

¿Sabéis? Llevo un tiempo pensando y creo que mi vida estará, dónde esté ella. Y que seré feliz, si ella está cerca.

¿Sabéis? Adoro mi vida, mi situación, mi casa pero todo esto es porque la adoro a ella. Ella es la que ha conseguido tantas cosas… La que ha conseguido esfumar a tantos fantasmas que llevaba siempre conmigo en los bolsillos… Ella que es la auténtica luz de esta casa, que es el edredón de mi cama y el alma de mi vida…

 

 

 

¡Hoy es el día internacional de la salida del armario! Sí, cómo os lo cuento, por eso quería hacer una entrada, a pesar de que ayer subí la primera parte de la fiesta sorpresa que le preparé a mi chica y debería subir la segunda parte… Hoy es un día marcado en el calendario y que no quiero pasar por alto y hacer como que no existiera, porque lo que hoy celebramos es muy importante y no hay que olvidarlo.

Hay mucha gente que no sale del armario, que no puede, que no se atreve… No es la misma situación para todos, no son las mismas condiciones… Pero solo hay una cosa, solo hay un motivo, solo hay una salida, no olvidéis de que es la única forma de ser. SER, sí en mayúsculas. ¿De qué sirve la vida si no ERES?

La vida es SER… Sí, SER… Ser persona, ante todo y con todo lo que ello conlleva… Ser persona y luchar por ser feliz, luchar contra las adversidades, luchar porque cada día cuente, porque cada día no nos levantemos en vano, que sea por algo, que sea para algo… Pero para vivir has de ser tú, tú mismo, tú y tus circunstancias, tú y tus manías, tú y tus contrariedades, tú y tus gustos y aficiones, tú y tus meteduras de patas, tú y tus mil anécdotas que siempre cuentas, tú y tus mil amaneceres soñando con algo mejor, tú y tus mil canciones favoritas, tu… Simplemente tú, puramente tú. No dejes que nadie te anule, te intente cambiar, te convenza de que tú no estás sano, de que no estás bien, de que no eres normal… Que nadie te dicte la manera de vivir, la manera de amar, la manera de presentarte al mundo… Tú eres así, no lo podrás cambiar aunque lo intentes, así que no te pongas barreras, no pongas barreras a tu felicidad, no te cortes las alas…

Además, lo de salir del armario, trae cola… Porque siempre pensamos, ¡qué bien, ya salí…! Pero lo que no sabemos, lo que no nos hemos parado a pensar, es que siempre estaremos saliendo del armario, en circunstancias diferentes, con personas diferentes. Pero ojo, cada vez cuesta menos, de verdad que sí. Además, somos nosotros también los que de esta manera le damos el toque de naturalidad que buscamos… “Y tú qué, ¿No te echas novio?” “Pues mira, cómo mucho novia, porque me gustan las chicas…”

Es cierto que cada persona tiene sus circunstancias, sus problemas, sus pensamientos… Pero me reitero, sé que muchas veces no es fácil, pero es la única manera que hay que vivir… A favor de los sentimientos… No se puede ir a contracorriente, no lo olvidéis, así que, aceptarlo vosotros mismos y a vivir…

¡¡Y feliz día a tod@s!!

Arráncame estas ganas locas de ti, de tenerte ya aquí, de abrazarme, de dormirme sobre ti, de dormirme sobre tu cansancio, de dormirme junto a tu sueño…

Arráncame estas ganas locas de verte, de vislumbrarte desde la ventana, de contonear mi mirada con el vaivén de tu cadera, de esforzarme por no gritar y dejar entrever mis ganas de ti.

Arráncame estas ganas locas de oírte, de sentir tu voz, de sentir como me acaricia de sentir como solo un triste acorde de tu garganta, calma todo mi oleaje, calma todo mi día…

Arráncame estas ganas locas de besarte, de morderte el labio, de jugar con tu lengua, de perderme en tu boca, en tus labios, en tu calidez vespertina, en tus ganas de besarme y en mis ansias porque lo hagas…

Arráncame esta ausencia, arráncame estas ganas de ti, arráncame este vacío que siento cuando al entrar en casa… Tú no estás… Porque si tú no estás en casa, no es nuestra casa, no es más que una biblioteca sin libros ni murmullos, no es más que un estanque sin patos, no es más que una quinceañera sin dudas y sin acné, no es más que una canción sin estribillo, no es más que un ser humano con los bolsillos llenos de imperfecciones, sin sueños ni ilusiones, no es más que un folio en blanco, no es más que un mechero sin piedra, no es más que un trozo de mármol sin unas manos que le moldeen… Si tú no estás, ni es casa, ni es nuestra, ni es nada… Si tú no estás, es solamente una putada.

Arráncame la ropa, a mordiscos, a tirones, de pie o tumbadas, pero arráncamela. Contigo no finjo, contigo soy yo, contigo me muestro desnuda, tal cual soy. No tengo miedo a que veas mis imperfecciones, no tengo miedo a que veas mis complejos, no tengo miedo a que me veas… No tengo miedo de que me mires y de que me veas. No hay nada más sexy que eso. No hay nada más sexy que tú. No hay nada más sexy que tú contemplando mi desnudez.

Arráncame todo menos la vida, porque es el pentagrama donde hemos de componer nuestra canción, nuestra melodía, nuestras estrofas o nuestro estribillo repetitivo… Arráncame todo… Menos la vida…