Posts etiquetados ‘silencio’

Silencio…

Me envuelve el silencio a cada paso que doy, me persigue y me retuerce. No consigo descifrar ningún mensaje, solo silencio carente de sentido, carente de melodía, ausente de drama. No hay nada, nada.

Agudizo el oído, me propongo centrarme y concentrarme en mi misma, en escuchar todo lo que tengo que decir, por todo lo que tengo que contar. No hay nada, el silencio ha convertido en gris e invisible mis millones de sentimientos. Tengo atasco de sentimientos, tengo atasco de historias que viven cuando comienzo a quedarme dormida, pero que se silencian por la mañana, mientras me siento frente a este escritorio frío, que siempre había conseguido sacar lo mejor de mí.

Millones de mariposas revolotean a mi alrededor, intentando descentrarme y distraer mi imaginación. No quiero mariposas que engañen mi voluntad y que insten a mis palabras a desaparecer. No quiero que mis palabras más profundas y sentidas, mueran antes de nacer, en un proceso más que doloroso e imprevisible, que surge cuando no te lo esperas y que cuando lo esperas, ya es demasiado tarde.

Me siento de manera mecánica, con el conjunto de palabras, de historias y de sentimientos que quiero plasmar en un maldito trozo de papel, y al contacto con la realidad, desaparecen. ¿Debería de preocuparme?

 

4530930929_afc4a3f9e0_b

 

Timidez en mis palabras, quizá. O simplemente se ha acabado la tinta que brota de mis dedos tecleando historias y pasajes. Quizá se ha terminado todo lo que tenía que contar, todo lo que tenía que expresar, todo lo que yo era…

No me vale, nunca me vale. Siempre quiero más, de todo lo que me gusta, quiero más y más. De tí, dulce tinta, dulce palabras que vacías mi más profundo ser, de ti necesito más, es cuestión de prioridad y de poder continuar.

Lucharé cada palabra y cada historia, cada sentimiento y cada gloria, diré que sí o quizá diré que no, pero todo será luchado y batallado.

Silencio…

Que romperé a base de sentarme y de vaciarme.

Que me hablará en sueños hasta que me despierte.

Que hará que me levante y que os cuente.

Sentimentos, sensaciones, mentiras y medias verdades…

Sorpresa />

Necesitaba hacer una entrada para poder explicar qué es lo que me ha hecho mi chica, con qué me ha sorprendido y por supuesto, darle las gracias a ella y a todo el mundo que la ha ayudado, porque sois geniales, las cosas como son.

Ayer mi chica vino a recogerme al aeropuerto, que venía de Alicante de la despedida de soltera de mi mejor amiga, cosa que contaré en otra entrada. Como mi vuelo llegaba a las 22 me llevó a cenar a uno de nuestros restaurantes favoritos y así, mientras cenábamos, ponernos al día de lo que habíamos hecho el fin de semana. Yo, lógicamente, le enseñé mil fotos, vídeos, le conté anécdotas… ¡Qué alegría volver a estar en casa con ella!

Cuando llegamos a la puerta de mi casa, giré la llave en la cerradura y lo primero que vi fue eso… ¡Me quedé muerta!

Me quedé unos segundos mirando el panel, con la boca abierta, las manos en el pecho, luego en la cara… La miraba a ella, miraba el panel, que por cierto, es enorme…

Me emocioné mucho, muchísimo.

El panel me felicita por mi aniversario con el blog, que ya ha hecho un año, por superar las 8000 visitas… Y eso, que a mí me emociona ya de por sí, imaginaros si la gente con la que más hablo, que siempre me leen, que siempre me comentan… Han escrito, de su puño y letra, unas palabras para mí, para felicitarme… Es increíble… Sois geniales, ¡¡todos!!

Así que muchas gracias por vuestras palabras, por colaborar con mi chica y ayudarla, por la sorpresa, por guardar silencio y no decir nada… Porque gracias a todo eso, salió todo bien.

Y a ti… ¿Qué te digo? Si es que eres genial… Si es que… ¿Cómo no voy a quererte, cariño? A ti mil gracias… Porque si el blog lleva un año abierto, si el blog lleva más de 8000 visitas, en parte, es culpa tuya… Porque tú eres la protagonista de este blog, tú eres la que palabra a palabra emociona a estas personas, tú eres la que hace que todas esas cosas que siento, broten, salgan y se hagan realidad… porque tú eres todo lo que siempre quise tener y todo lo que ahora no soportaría perder… Porque tú eres… todo, mi todo. ¡¡Gracias preciosa!!

Necesitaba hacer una entrada para poder explicar qué es lo que me ha hecho mi chica, con qué me ha sorprendido y por supuesto, darle las gracias a ella y a todo el mundo que la ha ayudado, porque sois geniales, las cosas como son.

Ayer mi chica vino a recogerme al aeropuerto, que venía de Alicante de la despedida de soltera de mi mejor amiga, cosa que contaré en otra entrada. Como mi vuelo llegaba a las 22 me llevó a cenar a uno de nuestros restaurantes favoritos y así, mientras cenábamos, ponernos al día de lo que habíamos hecho el fin de semana. Yo, lógicamente, le enseñé mil fotos, vídeos, le conté anécdotas… ¡Qué alegría volver a estar en casa con ella!

Cuando llegamos a la puerta de mi casa, giré la llave en la cerradura y lo primero que vi fue eso… ¡Me quedé muerta!

Me quedé unos segundos mirando el panel, con la boca abierta, las manos en el pecho, luego en la cara… La miraba a ella, miraba el panel, que por cierto, es enorme…

Me emocioné mucho, muchísimo.

El panel me felicita por mi aniversario con el blog, que ya ha hecho un año, por superar las 8000 visitas… Y eso, que a mí me emociona ya de por sí, imaginaros si la gente con la que más hablo, que siempre me leen, que siempre me comentan… Han escrito, de su puño y letra, unas palabras para mí, para felicitarme… Es increíble… Sois geniales, ¡¡todos!!

Así que muchas gracias por vuestras palabras, por colaborar con mi chica y ayudarla, por la sorpresa, por guardar silencio y no decir nada… Porque gracias a todo eso, salió todo bien.

Y a ti… ¿Qué te digo? Si es que eres genial… Si es que… ¿Cómo no voy a quererte, cariño? A ti mil gracias… Porque si el blog lleva un año abierto, si el blog lleva más de 8000 visitas, en parte, es culpa tuya… Porque tú eres la protagonista de este blog, tú eres la que palabra a palabra emociona a estas personas, tú eres la que hace que todas esas cosas que siento, broten, salgan y se hagan realidad… porque tú eres todo lo que siempre quise tener y todo lo que ahora no soportaría perder… Porque tú eres… todo, mi todo. ¡¡Gracias preciosa!!

Te pienso

Cómo se piensan las pequeñas cosas

Cómo se piensan

A solas los claros de luna.

Te pienso

Con tus curvas de mujer.

Con tu tenue redondez.

Con el color aceituna de tu tez.

 

Te anhelo.

Cómo a las grandes ilusiones.

Cómo un actor sin funciones.

Te anhelo porque te anhelo,

Porque sin tí, sólo siento miedo.

 

Te siento.

Cómo se siente una caricia.

Cómo cuándo te acaricia la brisa.

Cómo cuándo miras el reloj,

Y te entra la prisa.

Te siento.

Porque estás en mi presente.

En mi piel y en mi mente.

En mis recuerdos, en mis ensoñaciones.

En mi mundo latente.

 

Te oigo.

Incluso cuando el silencio

Invade el espacio.

Te oigo.

En susurros, sobre mi oreja.

Con la voz entrecortada.

Mientras me besas el alma.

Te oigo.

Con la voz suave, terciopelo.

Con la voz dulce, caramelo.

Con la voz cálida, tiempo bueno.

Con tu voz, que los murmullos calla.

 

Te beso.

Cómo se besa por primera vez.

Sin miedo, pero con timidez.

Con ansia, con necesidad.

Con ganas de esta sed saciar.

Te beso, no lo olvides, como hay que besar.