Archivos para septiembre, 2012

Hola a todas !!

¡¡ Llevo dos días con una felicidad plena !! Y lo quería compartir con vosotras, con quien quiera leerlo.

El pasado lunes día 10 mi novia y yo ( ¡¡ por fin !! ) nos hicimos pareja de hecho ! Igual puede parecer una cosa banal o que simplemente no tenga tanta importancia. Igual la importancia radica en la que tu quieras darle. Pero para mí y supongo que para ella también, es un paso muy importante y de lo que nos sentimos profundamente orgullosas y felices.

Ya llevamos algún año viviendo juntas, las dos estamos cómodas, no nos imaginamos una vida diferente y siempre teníamos el miedo de si nos pasaba algo, si en el trabajo teníamos algún problema, si había alguna hospitalización … ( Toquemos madera ! ) o cualquier cosa parecida… Además de que estamos muy bien, disfrutando de nuestra relación, de nuestro amor, de nuestra comunicación…

La verdad que nunca pensé encontrar a una chica que fuese tan parecida a mí ( a pesar de ser tan diferentes ). Nos compenetramos genial, para todo, da igual de que tema sea que nos quitamos las palabras de la boca una a la otra. Hablamos por los codos las dos, a pesar de que somos muy tímidas. Pasamos todo el tiempo que tenemos juntas, aunque lógicamente, siempre hay excepciones… Igual ella tiene una cena o simplemente queda con algunos amigos y yo no puedo porque trabajo, o cosas así. Pero tenemos la suerte ( para mí es una suerte ) de que compartimos todos los amigos, así que generalmente, donde va una, va la otra. Y a pesar de estar en casa juntas, contarnos como nos ha ido el día, salir a dar un paseo o a tomar un café con los amigos… Cuando regresamos a casa, a nuestra casa ( que bien suena, eh? ) Seguimos hablando… Y una vez en la cama… siempre tenemos que contarnos alguna cosa, alguna preocupación, alguna curiosidad…

Me encanta estar con ella, hablar, reir o callar. No todos los días son buenos y por supuesto no hay mal que cien años dure. La alegría compartida es doble alegría… Y con ella es siempre. Porque si tengo un mal día por algún problema o preocupación del trabajo, por algún tema familiar o algo que tenga que ver con ella… Ella hace que hablemos del tema, me da su punto de vista, me hace desahogarme y encontrar la mejor solución ( porque todo la tiene ), y cuando terminamos de hablar, no puedo más que darle un abrazo y comerle a besos. Porque ella calma todos mis males, mis preocupaciones… Porque ella multimplica todas mis alegrías, mis sonrisa, mis sueños, mis aspiraciones…

Así que el lunes fuímos al Ayuntamiento. Ya lo teníamos hablado y queríamos dar un paso más. Nos presentamos allí con mis suegros y lo arreglamos todos. Se nos quedó a las dos una cara … Ya eramos pareja de hecho… No estamos casadas, por supuesto que no, pero tenemos muchos derechos y obligaciones iguales que a los de un matrimonio. Aunque nuestro plan será casarnos, por supuesto, pero hasta que se pueda…

Para mí el principal problema que tengo para no casarme, a parte del tema económico, es que mi padre ” no sabe lo nuestro”. Lo pongo entre comillas porque saberlo… lo sabe.

Por suerte o por desgracia, a los 18 años me fui a estudiar fuera y he ido poco a casa. Cuando salí de mi ciudad, una ciudad pequeña, sabiendo lo que era y me planté en una gran capital, con todo lo que ello representa para una joven de 18 años, que como quien dice acababa de descubrir que era lesbiana… fue un mundo. Al principio iba varios findes al mes a casa, a ver a la familia y a las amistades de allí, pero cada vez iba a menos. El transporte me costaba mucho y cada vez tenía más ganas de libertad, de independencia… El caso es que tengo 26 años, llevo fuera 8 … Y con mi padre pues no he tenido nunca una confianza de padre-hija, y si encima le sumas que me he ido hace tanto tiempo, y que voy dos veces al año ( siempre que mi novia puede acompañarme ) pues… cuesta.

A lo mejor suena raro, pero yo quedo con mi padre para comer y podemos estar dos o tres horas juntos, hablando, riendo… pero acaba la comida, nos vamos, y ni yo se como está él, ni él sabe de mí… Hablamos de temas banales… que si el tiempo, el trabajo, el partido… Y la verdad que no me sale decirle nada personal, ya no que soy lesbiana, sino algo como ” Papá estoy triste…. Papá estoy preocupada … ” No lo hemos hecho nunca, ni él ni yo. Y ahora, tanto tiempo después, parece que cuesta tanto…

Yo voy a mi casa un par de veces al año. La verdad que se echa de menos a mi famlia, a mis hermanos sobretodo. Pero las veces que he tenido que ir sola, la echo tanto de menos a ella… La verdad que es muy duro vivir a algo más de 800km de tu casa.

Pues solo quería comentaros eso … que somos casi ” maridas “. Que el mismo día 10 lo celebramos con los suegros y después con las amistades y que nos lo pasamos genial.

Y el día 22 hemos organizado una cena con todos los grandes amigos que tenemos para compartir con ellos un momento que para nosotras es muy importante y nos ha hecho muy felices !!

Un saludo, muac !!

  Lo reconozco … Me encanta todo lo que tiene que ver con las lesbianas, con nosotras. Me encanta el cine, la literatura, las fotografías, la historia y las historias, incluso alguna canción de una lesbiana o que habla sobre lesbianas.

Me encanta juntarme con alguna lesbiana, alguna pareja como nosotras y quedar a cenar, a tomar café… Contarnos nuestras cosas, reirnos de nuestros chistes, de cosas que nos han pasado, que solo nosotras entendemos… Comentar salidas del armario… Visitas a médicos con tu pareja… Ese tipo de cosas.

Conseguir una peli nueva que hable sobre dos chicas… ¡ Sí, sí, dos chicas como protagonistas ! y depende de la película, pero a veces se quieren, otras se desean, otras se besan, otras… se dejan, otras insinuan cosas mientras mi novia y yo nos damos codazos…

Una tarde de domingo, mi novia y yo en casa, en nuestra casa, en el sofá, cubiertas por una manta, compartiendo miradas cómplices, abrazadas y compartiendo una historia que es parecida a la nuestra, aunque no se parezca en nada… pero es como la nuestra.

Hace unos días, al llegar mi pareja del trabajo me dijo que le habían recomendado un libro. ¡Un libro!… Me encanta leer, así que le dije… ¿CUAL? … Y me dijo que era de dos chicas, una historia de amor de dos chicas basada en los años 50 en New York … Los ojos ya como platos… Nunca había leído un libro con una historia lésbica. La verdad que no hay ningún motivo por el que no haberlo hecho… Así que, esa misma tarde nos fuímos al centro, que gracias a que vivimos a una gran ciudad, aquí no hay problema para encontrar ningún tipo de libro o de música… Y fuímos a una librería de literatura homosexual.

Ya en el escaparate había varias banderas, varias fotografías artísticas y vintage de contenido homosexual… Una vez dentro, había un chico en el mostrados, un chico gay comprando libros y al fondo una chica, que si el gaydar sigue funcionando, era lesbiana… Y fue como entrar en casa, estar con gente como tú.

Me fuí a donde estaba la estantería con la literatura femenina. Había muchísimos… Algunos muy explícitos, tanto en los títulos como en los dibujos o fotografías de la tapa. Pero yo buscaba uno en concreto y al no encontrarlo, se lo pregunté a la encargada que en seguida me atendió y me lo encontró.

Con el libro en la mano fui trasteando por todas las estanterías… Olía a libertad. Había una sección de comics con un muchísimos dibujos de súper héroes, héroes… homosexuales. Y una sección de fotografía donde había postales, y fotos en diferentes tamaños.

También había un rincón donde había toda la información posible de todas las asociaciones y grupos sobre lesbianas, gays, transexuales y bisexuales. Había información para salir del armario, apoyo, información sobre familias homoparentales, charlas… en fin, un montón de ayuda.

Y es que es verdad, somos muchísimos ! Estamos en todos los ámbitos laborales ( cosa normal… ), en todas las ciudades, pueblos y barrios… Somos uno más dentro de la sociedad. Pero a muchos de nosotros, en algún momento de nuestra vida personal, escolar o laboral nos han discriminado abiertamente, o nos han señalado con el dedo o nos han dedicado algún insulto… Ójala que la gente que viene detrás de nosotras no tenga que pasar por todo lo que pasé yo, que menos mal que está todo superado y ni si quiera lo recuerdo , y lo que han tenido que pasar much@s más, antes y después que yo.

No a la homofobia ! No a la discriminación ! Sí a la diversidad, a la felicidad, al respeto… Somos personas, nada más, que amamos, trabajamos, tributamos, pedimos hipotecas… Una más !!

Un saludo, muac !!

Hola a todas:

Llevo varios días desaparecida o ausente, mejor dicho. He estado bastante liada porque me han cambiado de trabajo, bueno, mejor dicho, me han cambiado de lugar de trabajo.

Igual no parece para tanto, pero llevo algo más de una semana con un estrés… Yo no me quería ir de este trabajo. Estaba la verdad que muy bien aquí, con los compañeros tenía una relación que iba más allá del “típico colegueo”, nos llamábamos en nuestros días libres, quedábamos, nos preguntábamos por nuestra vida, porque compartíamos mucho tiempo y muchas vivencias.

Ahora, sin embargo, me han mandado a otro sitio, donde a priori, no voy a tener dificultades, donde se está bien, hay buen ambiente… pero no es lo mismo.

Cuando conoces perfectamente tu trabajo, con todos sus límites, conoces a tus jefes y sus manías, conoces tan bien a los compañeros y más de uno es como si fuese un hermano mayor para tí, porque notas que se preocupa, que te aconseja, que te valora… Aunque el otro sitio pueda llegar a ser como este… No es lo mismo.

En este trabajo todo el mundo me conoce y sabe que soy lesbiana, conocen a mi pareja, la llaman por su nombre, nos invitan a tomar café, a una cena en casa de alguno, o en la nuestra propia… Hablas con ellos por teléfono y me mandan un beso para mí y otro para ella… Eso es difícil de conseguir o al menos es la primera vez que yo lo consigo y realmente me siento como una más.

Mis compañeros del trabajo nuevo me conocen la mayoría, es lo que tiene tener un trabajo que lleva varias…”sedes”, que aunque sea de vista, nos conocemos. Alguna vez pasaban por donde estaba yo antes, a hacer alguna gestión, o de visita… Muchos saben lo mio o al menos lo sospechan pero solo uno habla conmigo de ella como sin miedo, como si existiese en realidad… Se que suena raro, pero alguno de los otros, que también lo sospechan, es como si quisieran asegurarse a sí mismos… que es mentira, no se como explicarlo, pero es la sensación que me da a mí.

Pero en verdad no puedo quejarme. El trabajo nuevo está bien, aunque preferiría no haberme ido. Así que comienza una nueva etapa, con compañeros nuevos, con cenas de navidad o simplemente quedadas con las parejas, con explicaciones, con las típicas preguntas ” ¿ compartes piso ?…. ¿ Vives sola ? …. ¿Estás soletera?… Y a veces parece que me faltan fuerzas para volver a estar en el punto que estaba antes, porque me costó mucho llegar a ese nivel.

Por todo lo demás, genial, así que “pá lante” !!!

Un saludo a todas, muac !